El Lago Atitlán: entre brumas, Xocomil y volcanes

Dicen que es de los lagos más hermosos del mundo y la verdad que no es de extrañar. El Lago Atitlán rodeado de volcanes, fue lo primero que reconocimos desde el aire en nuestra llegada a Guatemala. Hasta tres grandes colosos de más de 3000 metros de altura, se alzan en las orillas de este lago: el volcán Atitlán, el Tolimán y el San Pedro. Estas tres moles son la clásica imagen del lugar, a medio camino entre Antigua y Quetzaltenango y perteneciente al departamento de Sololá. Imposible no verlos a pesar que a veces se cubran en un manto de nubes que deja una estampa única.

Sololá Guatemala

Sololá Guatemala

Un vaivén de turistas recorre cada día los empinados pueblos a su alrededor para empaparse aquí también de la cultura maya, los mercados, los trajes típicos, el paisaje lleno de cultivos y todo eso que nos atrae hasta el entrañable país centroamericano. Como tantos otros llegamos a Panajachel, también conocido como Pana, ya que en Guate casi todos los nombres de pueblos y ciudades acaban acortándose. En cuestión de algo más de dos horas nos plantamos aquí desde Xela en uno de los tantos shuttles orientados al turista pero algo más rápidos que los Chicken Bus en los trayectos largos. Costó la gracia 160 GTQ, más rápidos pero bastante más caros eso sí. Nos quedaban tres días por delante para visitar Chichicastenango, los pueblos más conocidos del Lago Atitlán y el mercado de Sololá.

Sololá Guatemala

Reserva Atitlán Guatemala

Panajachel

Sin duda es donde más gente acaba llegando y el que más infraestructura turística tiene. En la famosa Calle Santander y alrededores, se podrá encontrar cualquier opción para viajar por toda Guatemala. En sí, no tiene nada de especial salvo su propio mercado e iglesia, pero es desde sus dos muelles desde donde salen las embarcaciones que parten a explorar los pueblos del lago.

En todo caso, nos lo esperábamos mucho más bullicioso tal y como nos lo pintaban y en cambio nos dio la sensación de un pueblo bastante tranquilo incluso en la mencionada Calle Santander. Somos más de tranquilidad que de “fiesteo” y sinceramente, la acabamos encontrando más aquí, que incluso en otros pueblos más pequeños pero con más juerga y alcohol, como San Marcos o San Pedro la Laguna. En la Calle Santander llena de restaurantes y oficinas de turismo, se puede pasear sin problema alguno hasta bien entrada la noche y con total tranquilidad entre los muchos puestos de souvenirs que están presentes.

Como decimos, creemos que es una buena opción para alojarse, bien situado y con todo al alcance si se busca practicidad. Claro está que todo es muy subjetivo y quizás si se va con más tiempo, uno se puede perder en cualquier pueblito más pequeño o en un lugar con más encanto. Nuestra opción de alojamiento en Panajachel fue Hospedaje el Viajero, al final de la Calle Santander por 170 GTQ. Habitaciones muy prácticas y limpias en un edificio con un patio muy acogedor, donde tienen a un loro parlanchín muy chulo. Eso sí, cuando cae la noche el omnipresente gallo guatemalteco nos deleitará de madrugada con sus “hermosos” cánticos…insoportable!!

Hospedaje El viajero Lago Atitlán Guatemala

                        Hospedaje El viajero Lago Atitlán Guatemala

Hospedaje El viajero Lago Atitlán Guatemala

El transporte desde aquí a los pueblos se realiza generalmente en los barcos públicos, que salen del muelle situado al final de la Calle Santander hasta San Marcos y San Pedro la Laguna y todas las paradas intermedias. Cuesta 20 GTQ y no se bajan del burro en el regateo, es de las cosas que más han subido respecto a años anteriores. Desde el otro embarcadero salen los barcos a Santiago Atitlán por 25 GTQ y desde aquí, se aprecia una bonita imagen del lago con los volcanes de fondo.

Para comer como opción económica recomendamos las pupusas del Bar de Cheros, unas tortas rellenas típicas de El Salvador que están buenísimas. El precio es muy bueno, 10 GTQ cada una y con dos te quedas “hartito”. Las pupuserías las encontramos por toda Guatemala pero sin duda, las mejores fueron las de aquí, a parte de lo amable que fue el dueño. Otra opción económica son los puestos de tacos al pastor de la calle que no son pocos, y que por 15 GTQ te llevas una bandejita para rellenar al gusto.

Bar Cheros Panajachel Guatemala

                        Bar Cheros Panajachel Guatemala

Panajachel Guatemala

Una opción media que nos soprendió fue José Pingüino’s, un restaurante familiar donde Pingüino (el dueño) hace de showman amenizando la velada y explicando curiosidades de la cultura maya a través de la música de marimba que tocan sus hijas o explicando como se hace una tortilla. La comida estaba buena y el tío es muy “salao”, no está mal y comimos por unos 15 euros los dos.

Jose Pingüino Panajachel Guatemala

                                  Jose Pingüino Panajachel Guatemala

San Marcos La Laguna

Este pueblo es de los más pequeños del lago, pero tiene una vista magnífica desde su muelle a los tres grandes volcanes. Existe una gran comunidad extranjera viviendo en él y mucha gente amigos de la vida contemplativa, hippies o alguno con algún que otro negocio. Realmente no fue donde vimos más locales con sus trajes típicos, pero mereció la pena por las vistas.

San Marcos la Laguna Lago Atitlán Guatemala

San Marcos la Laguna Lago Atitlán Guatemala

San Marcos la Laguna Lago Atitlán Guatemala

Está bien para dar un paseo o si alguien quiere alojarse en alguno de los hoteles de lujo que hay cercanos, construidos en la misma orilla del lago. A parte, en el camino del muelle al centro del pueblo también hay varios murales de pintura con motivos mayas o con referencias al Lago Atitlán.

San Marcos la Laguna Lago Atitlán Guatemala

San Marcos la Laguna Lago Atitlán Guatemala

San Marcos la Laguna Lago Atitlán Guatemala

Santiago Atitlán

Tan sólo el trayecto en barco hasta aquí navegando a los pies del volcán San Pedro ya merece la pena. Se sitúa en una ensenada al sur del lago, justo al otro extremo de Panajachel en una posición privilegiada con vistas al volcán San Pedro y al Tolimán. La iglesia y plaza principal del pueblo de estilo colonial es muy típica y tuvimos la ocasión de verla engalanada para los preparativos de Semana Santa y en plena ebullición con su mercado. El mercado a pesar de no ser tan espectacular como otros, está bastante bien si se coincide la visita con un viernes o domingo. Aquí los trajes de los hombres cobran protagonismo y prácticamente la totalidad de estos de la etnia tz’utujil se visten con los característicos pantalones blancos recortados, fajín, camisa y sombrero ranchero.

Santiago Atitlán Lago Atitlán Guatemala

Santiago Atitlán Lago Atitlán Guatemala

Lago Atitlán Guatemala

Al igual que en Zunil, Santiago Atitlán es famoso por albergar cada año en una casa distinta a otro de los dioses Maximón. Este año 2016 se encontraba a tomar por saco en una casa a las afueras del pueblo, en la que cuando nos dejaron, bien nos preguntamos si realmente encontraríamos a Maximón o a nuestros secuestradores jeje. Este Maximón está hecho de madera y de él cuelgan decenas de corbatas, porta su característico sombrero y también fuma que da gusto. En la pequeña habitación donde se encontraba había infinidad de velas y estatuas de santos, aunque con la tenue luz que había no se podía discernir en detalle.

Santiago Atitlán Lago Atitlán Guatemala

Santiago Atitlán Lago Atitlán Guatemala

Cabe decir que los cuidadores llevaban una borrachera encima de campeonato y el trato no fue de lo mejor (de hecho la única mala cara que vimos en el país). Nos querían cobrar hasta por respirar, supongo que por ser los únicos que estábamos allí en ese momento…  Entendimos que la entrada eran 2 GTQ y 10 GTQ por cámara, pero nos querían hacer pagar a parte por cada una de las fotos y también mi entrada que apenas me quede en la puerta. Salimos de allí con un cabreo del copón y dando lo justo y real. Para llegar había que tomar uno de los tantos pick up que te acercaban hasta la mencionada casa por 2 GTQ, los tuk tuk también te llevaban pero a precio de millonario. De camino pasamos por el denominado Parque de la Paz, en recuerdo a varias de las víctimas de este pueblo en la guerra civil guatemalteca.

Para comer nos quedamos en el comedor Brendy, un lugar sencillo y sin pretensiones a pocos pasos de la plaza y donde te ofrecen platos contundentes por unos 25-28 GTQ.

Comedor Brendy Santiago Atitlán Lago Atitlán Guatemala

              Comedor Brendy Santiago Atitlán Lago Atitlán Guatemala

San Pedro la Laguna

Este pueblo nos presentó dos imágenes distintas según que localización visitáramos. Merece la pena ver la parte alta y dar un paseo por los alrededores de la plaza, con su iglesia colonial y su estatua de San Pedro tamaño Mazinger Z. Lo que nos resultó más atractivo es la cantidad de murales con mensajes escritos en lengua maya, dirigidos a los niños, a la paz, con motivos religiosos… algo chocante pero curioso.

San Pedro la Laguna Lago Atitlán Guatemala

San Pedro la Laguna Lago Atitlán Guatemala

San Pedro la Laguna Lago Atitlán Guatemala

                                        San Pedro la Laguna Lago Atitlán Guatemala

En la parte baja y cercana al muelle, hay una amalgama de calles llenas de bares, hoteles baratos y restaurantes con la música a tope y mucho juergueo y presumiblemente mucho menos tranquilo a nuestro parecer que Panajachel.

San Pedro la Laguna Lago Atitlán Guatemala

                    San Pedro la Laguna Lago Atitlán Guatemala

San Pedro la Laguna Lago Atitlán Guatemala

                                       San Pedro la Laguna Lago Atitlán Guatemala

De vuelta a Pana pudimos ver los efectos del Xocomil, el famoso viento del lago que aparece por las tardes. Este se crea por las corrientes calientes del sur y las frías que vienen del altiplano, dando lugar a un oleaje bastante fuerte que hace zarandear las barcas. Tranquilos, no es nada de lo que preocuparse pero sí que impresiona cuando por la mañana ves el lago como una auténtica balsa de aceite.

Sololá

El pueblo que da nombre al departamento entero no se encuentra en el mismo lago, sino que está situado en altura. Tiene unas bonitas vistas del volcán San Pedro de fondo y una atractiva plaza principal. Para llegar tan sólo hay que tomar uno de los tantos Chicken Bus en Pana que por 3 GTQ nos subirán en 30 min hasta las colinas donde se asienta Sololá, por una carretera de curvas con magníficas vistas del lago.

Sololá Guatemala

Sololá Guatemala

                                                       Sololá Guatemala

Sololá Guatemala

Sololá Guatemala

Lo más atractivo del pueblo en todo caso es su mercado, que se celebra todos los martes y viernes en un recinto cerrado situado a más altura si cabe. Antes se hacía en la plaza principal, pero ahora se puede llegar andando cuesta arriba durante unos 10 min o en tuk tuk. Al igual que en Santiago Atitlán los trajes de los hombres también adquieren protagonismo, con sus llamativos pantalones, camisas y banderolas de telas con bordados mayas y eso sí… que nunca falte el sombrerito ranchero. Pasear por los pasadizos de este mercado es ya en sí un espectáculo y para el valor sociocultural que tiene, apenas es visitado por los turistas.

Sololá Guatemala

Sololá Guatemala

Sololá Guatemala

Sololá Guatemala

Reserva Atitlán

Justo a medio camino entre Pana y Sololá, debemos indicarle al chófer del Chicken Bus que nos bajamos si queremos visitar la Reserva Atitlán. Esté nos dejará en mitad de la carretera de curvas muy rápidamente ya que no hay lugar para parar y nos indicará la bajada que hay andando hasta la entrada del recinto. Cuidadín con no encontrarse de frente con otro bus, que van a toda pastilla!

Reserva Atitlán Guatemala

Reserva Atitlán Guatemala

Reserva Atitlán Guatemala

Reserva Atitlán Guatemala

Reserva Atitlán Guatemala

Se trata de una reserva natural protegida situada en un antiguo cafetal, y que hoy en día es un bosque que alberga a una población de coatíes y monos araña en semi libertad. A parte, merece la pena recorrer el sendero con algunos puentes colgantes y una estrecha cascada que cae de lo alto de la montaña. El precio de la entrada son 65 GTQ e incluye la visita a un mariposario donde se puede ver el ciclo reproductivo de varias especies. La visita merece la pena si se tiene un rato ya que está muy cerquita de Panajachel y se colabora en este pequeño espacio protegido entre tanta basura.

Reserva Atitlán Guatemala

Reserva Atitlán Guatemala

Reserva Atitlán Guatemala

Reserva Atitlán Guatemala

Reserva Atitlán Guatemala

Reserva Atitlán Guatemala

                    Reserva Atitlán Guatemala

Reserva Atitlán Guatemala

En el Lago Atitlán existen otros muchos pueblos como San Juan la Laguna y sus conocidos murales o lugares interesantes por ver como algunas de las muchas cooperativas de telas llevadas por mujeres locales. También se puede realizar algún trekking a la cima del volcán San Pedro o a la denominada Nariz del Indio, para disfrutar de unas vistas espectaculares, algo que nos quedamos con las ganas de hacer. En cualquier caso, el Lago Atitlán es parada obligatoria en cualquier viaje a Guatemala ya que dependiendo de los gustos de cada uno, se encontrará siempre una buena opción.

Deja un comentario