Maldivas low cost en la isla de Nilandhoo

Pasamos de ver las maravillas submarinas de Maldivas en nuestro vida a bordo por los atolones centrales, para irnos unos días de descanso hasta el sur del país, más concretamente a la isla local de Nilandhoo en el atolón de Huvadhoo / Gaafu Alifu.

¿Se puede realizar un Maldivas low cost? La respuesta desde hace unos pocos años es sí, desde que el gobierno maldivo abriera las puertas a las guesthouse y pequeños hoteles que distan mucho de los resort de 1000 euros la noche. Maafushi y Gulhi son las dos principales islas lowcost que se encuentran a un par de horas en ferry desde la capital Malé. Aquí es donde muchos viajeros de bajo presupuesto, fijan su cuartel general para llevarse su visión particular de las Maldivas de las playas paradisíacas y los arrecifes de coral. Si bien uno de estos lugares, iba a ser lo más seguro, nuestra extensión a la semana de buceo que nos había llevado hasta el Oceano Índico, una búsqueda en internet nos cambió el plan.

Nilandhoo Maldivas

Concretamente un post del blog Diario de un mentiroso publicado a finales del 2015, hablaba de un lugar remoto al sur de Maldivas, donde alojarse en una sencilla guesthouse a un buen precio y con la posibilidad de tener a tu alrededor un sinfín de lugares de revista. Al parecer el turismo había llegado a cuentagotas a esta parte del país y el plan parecía ser todo un diamante en bruto, así que allí que nos fuimos… con todas sus ventajas e inconvenientes.

En este lugar coincidimos con un gran bloguero que muchos conoceréis, Héctor Navarro de Mi baúl de blogs y creador de otras webs que forman parte de su imperio como Buscablogs de viaje, en la cual participamos y recomendamos encarecidamente consultarla en la preparación de vuestros viajes. Pudimos disfrutar de alguna excursión junto con él y su mujer Marta y compartir opinión sobre el lugar y muchos otros viajes. Tras sus vacaciones en Nilandhoo también escribió algunos posts sobre su experiencia aquí.

Nilandhoo Maldivas

Como llegar a Nilandhoo, una isla local en el atolón de Huvadhoo / Gaafu Alifu

La distancia es una ventaja e inconveniente al mismo tiempo para este atolón aún por descubrir, ante la vorágine turística de Maldivas en estos últimos años. Ventaja porque los pocos resort y hoteles que aquí se encuentran, disfrutan casi en soledad de los alrededores que ofrecen las islas. Inconveniente por la distancia que se ha de recorrer hasta aquí, únicamente salvable mediante el avión.

Como hemos dicho, salvo algunas islas a las que se puede llegar fácilmente en ferry como Maafushi, en cuestión de 2 horas, a la gran mayoría de resorts se llega en hidroavión a unos precios acordes con las lujosas habitaciones o los famosos palafitos sobre el agua. También se puede llegar en ferry de Malé hasta el atolón de Ari, pero ya estamos hablando de 6 horas a pesar de ser el atolón que se sitúa “al lado”  de la capital en el mapa.

Nilandhoo Maldivas

En nuestro caso tomamos un vuelo doméstico de Maldivian Air desde el aeropuerto de Malé hasta el aeropuerto de Koodoo,  la isla donde se sitúa uno de los dos aeropuertos del atolón de Huvadhoo y que apenas abrió hace un par de años. El vuelo apenas tarda unos 80 min y el precio fue de 180 dólares ida y vuelta gestionado por el Pearl Beach View, la guesthouse de la que más tarde hablaremos. Resulta más práctico que lo gestionen ellos por el convenio que tienen con la aerolínea. Nosotros miramos por nuestra cuenta el vuelo en la web de Maldivian Air y salía por casi 500 euros!.

A parte del vuelo hay que pagar la lancha rápida que nos lleva desde Koodoo hasta Nilandhoo en unos 40 min según esté el mar. Al igual que el avión lo gestionamos con la guesthouse y su precio es de 65 dólares.

Nilandhoo Maldivas

Nilandhoo, la realidad de Maldivas

Como ya comentábamos en el post anterior, este viaje por Maldivas nos ha mostrado una realidad que en ocasiones nada tiene que ver con las fotos de postal. Durante la semana de buceo pasamos al lado de bastantes resorts preciosos, pero que no dejan de ser un escenario artificial lejos de la realidad que vive el país. La mayoría de islas se inundan poco a poco por el cambio climático y existe de manera omnipresente una cantidad ingente de basura por todos lados, tanto en el mar como en las playas.

A parte del turismo, la pesca y la exportación de coco la población no tiene muchas más opciones, teniendo en cuenta que la agricultura es muy difícil en ese terreno. Mucha gente deja sus islas de origen para ir hasta la abarrotada capital Malé y la isla de Nilandhoo es un buen ejemplo de todo ello, con bajos recursos, problemas de agua corriente etc.

Nilandhoo Maldivas

Nilandhoo Maldivas

Nilandhoo Maldivas

Nilandhoo Maldivas

Nada más llegar al pequeño muelle de Nilandhoo, nos encontramos de frente con la mezquita, prueba de que la religión principal y mayoritaria del país es la musulmana. La estructura siempre es la misma: casas bajas, calles polvorientas, la escuela, la antena, la mezquita y palmeras. Además de esto, la isla tiene un par o tres de colmados donde poder hacer unas compras y como mucho un par de restaurantes contando el del Pearl Beach. El otro, que además nos gustó más, es el Coffee Buzz, o el restaurante de Mohamed como lo bautizamos. Se encuentra a escasa distancia de la guesthouse y resulta más barato, con platos sencillos pero bien de cantidad, a parte que se adaptan a hacerte lo que quieras por unos 3 – 5 dólares el plato. Perfecto para probar el Mashuni, uno de los platos típicos de Maldivas a base de atún, lima, leche de coco y tortitas de maiz.

Nilandhoo Maldivas

Nilandhoo Maldivas

En cuanto a las playas propias de la isla no son nada del otro mundo. Como en todas las islas locales existe una Bikini beach situada al norte y acondicionada para que los extranjeros puedan ir en bañador, algo impensable en el resto de la isla. Pues bien, decir que la Bikini beach de Nilandhoo es un puñetero vertedero, llena de porquería por todas partes, no vale la pena ni acercarse. Aquí es muy común ver llegar un lugareño y tirar un cubo lleno de basura directamente a la playa, no fueron una ni dos veces que lo vimos, es algo digamos… aceptado. Aquí como en el resto del país la gestión de residuos es un desastre, creen que el mar se lo traga todo pero no es así. Sólo hay que ver imágenes de la isla / basura de Thilafushi, a escasa distancia de la capital Malé y hacerse una idea.

Nilandhoo Maldivas

Nilandhoo Maldivas

 

Nilandhoo Maldivas

Al sur y más cerca de la guesthouse sí existe una playa que si bien no es que esté perfecta para el baño, es agradable para recorrerla en kayak en la parte que forma una laguna de agua clara, donde con suerte se puede ver alguna raya. En resumen, algunas playas que bordean la isla son bonitas, con palmerales que siguen toda la línea de costa, pero el problema de la basura lo desluce todo.

Nilandhoo Maldivas

Nilandhoo Maldivas

Nilandhoo Maldivas

Pearl Beach View Guesthouse

Por el momento, el Pearl Beach View es la única guesthouse de Nilandhoo, que lejos de ser un gran resort se trata de un alojamiento sencillo y pequeño gestionado por Ali Simaaz y Abdulla Niyaz. El verdadero jefe del Pearl Beach en realidad es Jose, un gatito blanco y negro que es el amo y señor del lugar. Él es el auténtico boss de Nilandhoo!

Nilandhoo Maldivas

Nilandhoo Maldivas

El edificio principal cuenta con cuatro habitaciones que rondan unos precios entre 55 y 75 euros aproximadamente, una recepción / sala de estar y un modesto patio en el que se sirven las cenas y el desayuno incluido donde se puede charlar con el resto de inquilinos (seguramente españoles). La comida está bien y es variada, aunque algo cara, ya que los platos rondan entre 8 y 10 dólares. Hay que contar con avisar al volver de las excursiones para que vayan preparando la comida, ya que tardan muchísimo.

Nilandhoo Maldivas

Nilandhoo Maldivas

Nilandhoo Maldivas

Nilandhoo Maldivas

Nilandhoo Maldivas

A muy poca distancia queda la playa que comentábamos desde donde partir en kayak, ya que para tomar el Sol o un baño no es nada apetecible. La limpieza de las habitaciones es muy justita y la vida isleña se nota en el carácter de los empleados, que tardan una eternidad para realizar cualquier tarea, así que hay que venir relajado y sin prisas. Con un poco más de esfuerzo y previsión, el Pearl Beach sería una opción casi perfecta de bajo presupuesto pero le quedan que mejorar muchas cosas. En nuestra humilde opinión, si en vez de abrir nuevas habitaciones se dedicaran a mejorar las ya existentes y espabilar un poco con el servicio, sería un lugar bastante recomendable.

Nilandhoo Maldivas

Nilandhoo Maldivas

Nilandhoo Maldivas

 

A parte del edificio principal, disponen de otro con tres habitaciones más en el centro del pueblo, el cual tuvimos el “placer” de visitar. Al parecer les ha venido grande el número de reservas en los últimos tiempos y decidieron ampliar el número de habitaciones con un edificio externo. Las dos primeras noches las pasamos aquí, tras avisarnos apenas dos días antes que estaban con overbooking… Nos hemos alojado en sitios inmundos, con bichos de todo tipo y asquerosidades de toda calaña, pero el poder pegarte una ducha tras un día de playa es esencial y aquí no hubo forma. En las habitaciones de este edificio el olor que desprendía el agua era tal que no pudimos ducharnos, se notaba que era agua estancada o de vete a saber dónde. Suerte que Héctor se ofreció a ayudarnos cediéndonos su ducha, porque no tuvimos agallas de impregnarnos de esa agua insalubre. Así que avisados quedáis! Si os alojáis en el Pearl Beach, que sea en el edificio principal! Aquí las habitaciones como indicamos no son tampoco gran cosa, pero al menos nos pudimos duchar tranquilamente el resto de días.

Nilandhoo Maldivas

Nilandhoo Maldivas

Como decíamos en la introducción, el lugar ha recibido en su mayor parte durante el último año a muchos españoles, que leyeron el post de Miguel Egido de Diario de un mentiroso donde todo parecía ser de color de rosa. Francamente, nos sorprende que el lugar se haya degradado un poquito bastante en tan sólo un año de diferencia, debe saberse de antemano a que se viene. Al llegar nos comentaron que habían llegado parejas de “luna de miel” para alojarse aquí y habían dado con sus vacaciones al traste, lógico. La realidad del Pearl Beach actual es la de un alojamiento que en el Sudeste Asiático, no costaría la habitación ni 10 euros, aunque aquí en Maldivas ya se sabe que todo es más caro. Como complemento de un viaje a Sri Lanka, India o un vida a bordo de buceo como fue nuestro caso, o simplemente si lo que menos te importa es tener un alojamiento austero es una buena opción, ya que podremos disfrutar de unos alrededores muy bonitos a cambio de pagar el peaje de un alojamiento básico dirigido a mochileros o viajeros con bajo presupuesto.

Entre islas y sandbanks, la Maldivas de revista

Como indicamos, lo que vale la pena es salir de Nilandhoo y conocer los enclaves de los alrededores, bellos y a la vez poco explorados. En el gran sur de Maldivas no faltan pequeñas islas deshabitadas de agua turquesa y eso es lo que se viene buscando en este país en mitad del Oceano Índico.

Nilandhoo Maldivas

Nilandhoo Maldivas

Las opciones desde el Pearl Beach son múltiples. Abdullah se encarga el primer día de pasarte una lista de precios que varían en función de la distancia a la que se encuentre la isla a visitar. Además de islas también ofrece tours de snorkel y la visita al cercano resort The Residence Maldives. Los precios son orientativos, ya que en ninguno de los tours pagamos lo que sale en la hoja. Lo mejor es compartir barco y rebajar el precio, el regateo está más que aceptado. La idea y sueño de Abdullah era montar un centro de buceo aquí, ya que previamente había trabajado en algunos vida a bordo y el buceo es también su pasión. Actualmente el material del que dispone es escaso y le queda mucho camino por recorrer para poder dar un servicio de buceo con cara y ojos.

Odagalla (sandbank) 30 dólares por persona

Hinamagala 50 dólares por persona

Mathidhoo 50 dólares por persona

Laabadhoo 60 dólares por persona

Kuredhoo 30 dólares por persona

Funadhoo 50 dólares por persona

Boadoo 100 dólares por persona

Dhandhoo (Isla local) 20 dólares por persona

Viaje a los atolones del sur Kaduhulhudhoo 150 dólares por persona

Pesca de día y de noche40 dólares por persona

Snorkeling 30 dólares por persona

Scuba Diving 65 dólares por inmersión

Koodoo shark point 70 dólares por persona

Cena en la playa 30 dólares por persona

Resort visit 60$ por persona

Con Abdullah se puede contar para realizar un planning según tus preferencias, aunque cada día pueda ser una incógnita. Depende del tiempo, la gente que haya y las barcas de las que dispone. En cualquier caso recomendamos encarecidamente pasar un día completamente solos como Robinson Crusoe en una de las islitas.

Nilandhoo Maldivas

La que más nos gustó sin duda es el sandbank de Odagalla, un trocito de arena que se recorre en apenas 4 minutos rodeado de una laguna transparente y con un arrecife exterior. Está apenas a 15 minutos en lancha desde el Pearl Beach y además es quizá la más limpia de todas las islas, ya que se mantiene cuidada por el resort The Residence.

No hay palabras para describir lo que se siente al estar un día entero sólo en una isla, tan sólo acompañado de cientos de cangrejos. Los cangrejos de Odagalla son los únicos que no te dejarán dormir la siesta tranquilamente, ya que a partir de las 10h a la que te tumbes en tu toalla sin moverte durante un rato… no dudarán en aparecer. No fueron pocas la ocasiones en las que nos quedamos dormidos y venían poco a poco hasta tu cabeza para acariciarte con sus patas, verídico.

Nilandhoo Maldivas

Nilandhoo Maldivas

Nilandhoo MaldivasNilandhoo Maldivas

Nilandhoo Maldivas

Nilandhoo Maldivas

Otras de las islas que visitamos fue Mathidoo, algo más grande y parecida a las que se encuentran a su alrededor como Hinamagala y Laabadhoo. Con algo más de vegetación y como todas sus hermanas, también tiene playas algo más tranquilas y como siempre un arrecife exterior donde hacer snorkel. Estas islas no están tan limpias como Odagalla, ya que nadie se encarga de mantenerlas y en ocasiones el mar trae algunos residuos plásticos, pero podemos disfrutar del baño tranquilamente, no tienen nada que ver con las playas de las islas locales. No está de más el llevarse alguna bolsa y traerse consigo algunas botellas o plásticos que podamos encontrar pululando por allí. Entre todos y con un poco de buen hacer los arrecifes de alrededor lo agradecerán.

Nilandhoo Maldivas

Nilandhoo Maldivas

Nilandhoo Maldivas

El sur de Maldivas es conocido por sus canales y fuertes corrientes. De hecho, aquí en Koodoo es donde empieza la ruta sur de buceo la cual nos quedamos con ganas de hacer hace dos años. Al volver de Mathidoo en barca pudimos comprobar la ira del tiempo maldivo, cuando nos cayó un aguacero alucinante y las olas nos movían como marionetas. Siempre recordaremos el momento en el que entonamos la canción de “La Barbacoa” para ahuyentar los miedos con Héctor y el resto del grupo jaja.

Conclusión Maldivas low cost

Se puede realizar una experiencia Maldivas low cost pero sabiendo muy bien donde se va. Nadie da duros a cuatro pesetas, eso está claro y más en Maldivas. Contando con la diferencia entre los precios de hoteles económicos con lo que cuesta una noche en un super resort, a nosotros nos vale la pena quedarnos en el primero a pesar de sus posibles incomodidades y aunque tampoco los precios de las habitaciones y los tours sean ningún regalo.

Comparando Maldivas con otros destinos de playa alrededor del mundo quizás más completos, pierde para nuestro gusto en algunos aspectos, a no ser que se complemente con algo más. Con unos días de playa, islas y mucho Sol a nosotros nos sobra y nos basta, pero no basaríamos unas vacaciones en sólo eso, aunque esto es tan sólo una opinión personal.

Nuestro compañero de buceo Joanes Naiz, fue durante los mismos días que nosotros a la otra opción low cost, Gulhi. Con precios ligeramente más caros para los tours, tiene la ventaja de la cercanía con Malé y un acceso más fácil. Por lo que nos comentó la dinámica es la misma: Bikini beach limpia, bastante basura por la isla y excursiones por los alrededores para realizar snorkel, búsqueda de delfines y buceo.

Nuestra experiencia lowcost en Maldivas tuvo sus más y sus menos sobretodo por la degradación del entorno y la cantidad de plásticos y basura, omnipresente en todo el país tanto en tierra como en sus aguas sin excepción. El paraíso en la Tierra es muy bonito, pero cuando se trata de un paraíso artificial en la que los hoteles limpian tan sólo algunas playas para que el turista se sienta bien recreando un teatro… eso ya es otra cosa.

7 Respuestas

    • conarenaenlamochila

      Muchas gracias Jordi! Ante todo la verdad por delante, claro. Como tú bien dices está bien pero para tomarlo como base de operaciones. Las islas idílicas por aquella zona todavía no están ocupadas por resorts, aunque tiempo al tiempo. De todas maneras nos seguimos quedando con la semana de buceo previa antes de llegar aquí, las Maldivas bajo el agua ganan mucho!

      Saludos!

      Robert y Ely

      Responder
  1. Aprendizaje Viajero

    Muy buen artículo! La verdad es que nos han entrado muchísimas ganas de visitar las islas. Tenemos pensado recorrer el este de África y dar un salto a las Maldivas tiene que ser una aventura tremenda, quizás camino a Sri Lanka. Muchas gracias por los datos, nos han venido de perlas para hacernos una idea. Además, no habíamos pensado en Maldivas low-cost, siempre creíamos que era algo “caro” y fuera de nuestro alcance, pero con truquillos e info podríamos pasarnos varios días.

    En fin, que enhorabuena por el post! Y por el blog, que nos encanta! Nos sirve mucho de inspiracion para descubrir nuevos lugares 🙂

    Responder
    • conarenaenlamochila

      Hola y gracias por leer el post, nos alegra que os sirva de inspiración!
      Sí la verdad es que Maldivas como indicamos en el artículo está bien como complemente a un viaje por India o Sri Lanka ya que como viaje en solitario no tiene mucho más jugo que sacar que el de playa y arrecifes. La opción low cost está bien y es viable, simplemente se notan los defectos del país un poco más. En cualquier cosa de repetir, iríamos esta vez a Gulhi aún más barato pero con todo al alcance.

      Un fuerte saludo!

      Robert y Ely

      Responder
  2. Dani

    Hola, muchas gracias por el post! Servirá para inspirar el final de un viaje a Sri Lanka. Si me permites una pregunta.

    Veo que para volar a Maldivas desde Colombo (Sri Lanka) hay dos aeropuertos: Male (principal) y Anduu (mas al sur). Nosotros hemos pensado ir directamente al del sur, Anduu ya que está mas cerca de Nilandhoo. La pregunta es: sabes como me puedo transportar de Anduu a Nilandhoo o islas cercanas?

    De nuevo gracias por el post y por tus respuestas!

    Un saludo!!

    Responder
    • conarenaenlamochila

      Hola Dani, gracias por pasarte por aquí. Genial que te sirva el post y completarás bien ese viaje por Sri Lanka.

      EL aeropuerto de Koodoo cercano a Nilandhoo se abrió hace apenas dos años y por el momento sólo recibía vuelos desde Malé. La verdad es que dudamos mucho si hay conexión entre aeropuertos de Maldivas que no sean el de Malé ya que todo pasa por allí. Date cuenta que el resto de aeropuertos es una simple y pequeña pista con apenas infraestructura. Siempre puedes escribir a Maldivian Air a ver que te confirman pero creemos que pasando por Malé ahorraras dinero y tiempo para llegar hasta Nilandhoo. La gente del Pearl Beach tiene convenios y ellos mismos te gestionan la reserva. El mismo vuelo lo quisimos reservar por nuestra cuenta y nos soplaban casi 500 euros!.

      Un saludo y cualquier cosa por aquí estamos.

      Robert y Ely

      Responder

Deja un comentario