Maracaná: El templo del fútbol de Brasil

Maracaná, es el feudo futbolero de Rio de Janeiro y por consiguiente de todo Brasil. Existen estadios que son templos del fútbol, con algo inexplicable que les da un cierto aire de romanticismo y les sitúan por encima del resto, este es uno de ellos. Un campo que a cualquier pelotero que se precie sin importar de que país provenga, le encantará visitar. Ha sido, es y será un estadio que ha hecho soñar a millones de niños con su deporte favorito, entre ellos a mí mismo.

Hará más de 20 años que mi abuelo, un sabio del fútbol, me contaba batallitas pasadas del deporte balompédico. Sevillano y del Betis “manque pierda”, nadie le entendía cuando se cabreaba. Lo mismo te daba lecciones de ortografía que te recitaba los ríos de España, pero aparte de eso, era una enciclopedia futbolística. Si a día de hoy me gusta la geografía, los viajes y el fútbol, él tiene bastante la culpa.

Yo flipaba con el Dream Team culé, pero él me hablaba de un mítico estadio en Brasil, el más grande del mundo en aquella época, por donde habían pasado grandes jugadores como un tal Pelé, Garrincha, Rivelino o Zico. Quién me iba a decir a mi que lo visitaría tantos años después, aunque con un aspecto tan distinto al de sus primeros días de 1950…

Hoy en día con una capacidad para 80.000 espectadores y reformado para el último Mundial de Fútbol de 2014, es un estadio moderno y muy bonito, al que poco le queda de antaño salvo la estructura original. Mucho ha llovido desde aquel “Maracanazo” del cual mi abuelo tanto hablaba y que ha sido pesadilla durante tanto tiempo para todos los brasileños, cuando en la Copa Mundial de Fútbol de 1950, Uruguay batió por 2 a 1 a la gran anfitriona y favorita Brasil.

Maracaná Rio de janeiro Brasil

A pesar que siempre se le ha conocido como Maracaná por situarse en el barrio carioca del mismo nombre, en 1962 se le dio el nombre oficial y actual de Mario Filho, en honor a un periodista brasileño. En su día llegó a albergar hasta 200.000 personas, (aunque muchas de pie) siendo el estadio más grande del mundo durante años. En él, a parte de los dos mundiales mencionados se han disputado diversas Copas América, la Copa Confederaciones de 2013 entre otros (donde Brasil le pegó un repaso a España…) y se celebrarán los próximos Juegos Olímpicos de 2016. Flamengo y Fluminense son los dos equipos brasileños que juegan de locales y si se tiene oportunidad, puede ser una buena idea asistir a un partido y vivir el ambiente de la torçida brasileira!

Maracaná Rio de Janeiro Brasil

Entradas

Para visitar Maracaná existen dos tipos de entrada: con guía y sin guía. Tras nuestra experiencia nos atrevemos a decir que es suficiente con la entrada no guiada, ya que el recorrido está muy bien señalizado y hay personal que te guía en el orden de visita correcto para que no te pierdas nada.

El horario de visita es de 9 a 17 h y la duración es de aproximadamente una hora, para ver el estadio propiamente dicho y la parte donde se sitúa el museo. En fin de semana el precio es algo más caro.

Para más información, visita la página oficial de Maracaná.

Maracaná Rio de janeiro Brasil

Tour Guiado:

Lunes a Jueves 36 BRL (unos 8,5 euros al cambio de 1 euro/4,2 BRL)

Viernes, Sábado y Domingo 40 BRL (unos 9,5 euros)

Tour no guiado:

Lunes a Jueves 24 BRL (unos 5,7 euros)

Viernes, Sábado y Domingo 30 BRL (unos 7,1 euros)

Cómo llegar a Maracaná

En metro: Basta con tomar el metro de la línea 2 que cubre la parte norte de la ciudad y bajarse en la parada de Maracaná o Sao Cristovao. El billete sencillo cuesta 3,20 BRL.

En bus y taxi también es posible, aunque lo más sensato es tomar el subterráneo, ya que con el terrible de tráfico de la ciudad se tarda bastante en llegar a este barrio.

Tour al estadio

Como ya hemos comentado, Maracaná actualmente es un estadio puntero de primer nivel y como tal, el tour está a la altura de las circunstancias. Tras entrar por la entrada principal dejamos para el final la parte museística y subimos en ascensor hasta la última planta para visitar la zona de prensa. Esta está dividida entre las cabinas de retransmisión y las mesas al aire libre desde donde comentan algunos periodistas. Desde aquí se tiene una primera visión del estadio desde lo más alto.

Maracaná Rio de janeiro Brasil

En una planta intermedia se sale a la zona de tribuna, quizás con la mejor vista posible del terreno de juego. Puedes sentarte en las cómodas poltronas que ocupan los de la FIFA y compañía o ver lo que esconde el interior de la zona con una gran sala que vendría a ser como la llotja del Camp Nou. El mosaico que forman las sillas pintadas de amarillo y azul envuelve toda la grada, situada bastante encima de los jugadores.

Maracaná Rio de janeiro Brasil

Maracaná Rio de janeiro Brasil

Ya en la planta baja visitamos el museo, que a pesar de no ser muy grande, guarda algunas curiosidades. Podemos ver el balón de la final entre Alemania y Argentina del último Mundial, la red donde Pelé marcó su gol número mil y sus huellas, la estatua de Zico, el busto de Garrincha y otras “frikadas” futbolísticas.

Maracaná Rio de janeiro Brasil

        Maracaná Rio de Janeiro Brasil

Maracaná Rio de Janeiro Brasil

                                             Maracaná Rio de Janeiro Brasil

Desde aquí nos dirigimos a la parte que normalmente tiene prohibido el acceso y desde donde se preparan los jugadores para entrar al campo. Se puede “frikear” en la sala de prensa diciendo obviedades futbolísticas como muchos entrenadores y pegarte unas risas rápidas. Más allá se sitúa el túnel de vestuarios para salir al campo y obtener la vista del estadio desde la visión de un jugador. Desde aquí siempre parece más grande que como se aprecia desde arriba. Si se prefiere calentar banquillo también se puede, y está permitido acomodarse en el banco donde se han sentado algunas de las estrellas de fútbol más recientes.

Maracaná Rio de janeiro Brasil

Maracaná Rio de Janeiro Brasil

Maracaná Rio de janeiro Brasil

La última parada ya de vuelta al interior son los vestuarios. De gran tamaño pero bastante funcionales, reposan en cada una de las taquillas las camisetas de muchos jugadores actuales que disputaron el pasado mundial. Nosotros nos quedamos con Messi e Iniesta, barriendo para casa jeje.

Maracaná Rio de Janeiro Brasil

Para finalizar la visita y como no podía faltar, hay una tienda oficial donde predominan los artículos de la seleçao verdeamarelha de Brasil y de los equipos locales de la ciudad de Rio de Janeiro.

Maracaná, una visita imprescindible de la ciudad carioca tanto si es amante del fútbol como de cualquier otro deporte. Aunque ya van unos cuantos, este ha sido uno de los estadios que más nos ha sorprendido tanto por su belleza como su facilidad al visitarlo. Gracias abuelo por descubrirme este deporte!

Deja un comentario