Porto Jofre: En busca del jaguar del Pantanal

Temprano por la mañana en nuestro alojamiento de Porto Jofre, nos levantamos con la esperanza de ver un Sol radiante, pero lejos de eso seguían cayendo chuzos de agua. La noche en los bungalows del Puma Jofre estuvo marcada por la humedad y por la presencia de ratas ?… El sonido característico de los roedores nos molestó bastante pero al despertar por la mañana, pudimos darnos cuenta que se trataba de familias enteras de murciélagos presentes dentro de todas las cabañas. Eran muy chiquitos pero nos dejaron la habitación llena de mierda como para parar un tren, incluida la cama jeje. El Puma Jofre disponía de varios bungalows de madera, un comedor principal donde se servía comida de rancho y el embarcadero que daba directamente al río Cuiabá.

Puma Jofre Porto Jofre Pantanal Mato Grosso Brasil

                         Puma Jofre Porto Jofre Pantanal Mato Grosso Brasil

Puma Jofre Porto Jofre Pantanal Mato Grosso Brasil

Durante el desayuno fue donde Bonifacio nos cabreó un poco, ya que a pesar de que comenzaba a escampar decía que no veríamos nada y que podríamos posponerlo a la tarde o al día siguiente. Pero entonces que hacíamos, quedarnos de brazos cruzados? Santos, el otro guía, se mostró mucho más dinámico y optimista y decía que por él salíamos, ya que nunca se sabía, a pesar de ser difícil había que intentarlo.  La postura de ambos guías distaba tanto que los vimos discutir sobre el tema, hasta que Santos convenció finalmente a Bonifacio. Habíamos recorrido medio mundo para llegar hasta allí y no podíamos perder una mañana o el día entero, saldríamos en la barca sí o sí! Ese dia, tras tanta queja, la naturaleza nos daría una lección de vida.

La zona de Porto Jofre es tan sólo un pequeño asentamiento pesquero rodeado por el río Cuiabá y los canales que forman el Parque Estadual Encontro das Aguas como el Corixo Negro o el Tres Irmaos. Aquí no existen carreteras ni caminos y tan sólo se puede recorrer en bote, ya que resulta peligroso caminar por la alta concentración de jaguares que hay sin contar yacarés, anacondas etc… Disponíamos de dos barcas para todo el grupo de ocho, pero en la nuestra no cabíamos nosotros cuatro más Bonifacio, así que uno de nosotros debía sacrificarse e ir con el resto del grupo al otro bote. Finalmente fui yo mismo (Robert) para terner la posibilidad de disponer de varias cámaras y más posibilidades de avistamientos. Vimos que los botes tienen walkie talkies y si hay algo interesante se llama inmediatamente al resto, cosa que al final dio resultado.

Porto Jofre Pantanal Mato Grosso Brasil

Porto Jofre Pantanal Mato Grosso Brasil

Con la mañana lluviosa empezamos a remontar el río Cuiabá durante casi una hora, donde nos protegimos como podíamos. Una vez ya rodeados de canales, la lluvia al fin paró dándonos un suspiro y pudiendo disfrutar por vez primera del paisaje como se merecía. La frondosidad de la vegetación llega hasta las orillas de los canales donde la tierra firme va perdiendo terreno con el agua haciendo ver las raíces de los árboles.

Los caimanes se sucedían sobre el terreno o descansaban apilados entre las plantas acuáticas. A diferencia del fresquito que llevábamos tras el remojón, tocar el agua del río era una delicia ya que estaba ardiendo! Cualquiera sacaba a los caimanes del agua con lo bien que estaban. Algunos de ellos se tumbaban en las playas que forman los meandros pero la mayoría merodeaban de un lado a otro o marcaban su territorio haciendo vibrar su espalda, algo muy característico de estos animales. Santos nos contó que a pesar que les gusta convivir en grupos grandes necesitan un espacio vital de algo más de un metro.

Porto Jofre Pantanal Mato Grosso Brasil

Porto Jofre Pantanal Mato Grosso Brasil

Porto Jofre Pantanal Mato Grosso Brasil

Porto Jofre Pantanal Mato Grosso Brasil

Porto Jofre Pantanal Mato Grosso Brasil

Durante el trayecto todo el mundo iba atento ya que el gran objetivo era encontrar el jaguar, aunque ciertamente creo que ninguno teníamos la esperanza viendo el tiempo que hacía. Los animales con la lluvia se habían refugiado y el jaguar como buen felino se resguardaría en la profundidad del bosque para no pasar frío. Al parar de llover parecía que las aves iban desperezándose y pudimos ver águilas, gavilanes, jabirus, bandadas de loros y alguna banda de macacos despistada pero el objetivo del día seguía siendo solo uno…

Porto Jofre Pantanal Mato Grosso Brasil

Porto Jofre Pantanal Mato Grosso Brasil

Porto Jofre Pantanal Mato Grosso Brasil

El momento llegó y la naturaleza nos dio una lección, al primero a mí por pesimista y por pesado. Óscar era el veterano conductor de la barca que nos acompañaba y señalando con su dedo índice a una curva de un canal sin apenas levantar la voz, dijo la palabra mágica: “Uma onça!”. Todo el mundo que viaja a Brasil a cualquier destino de naturaleza del país, sabrá que la «onça pintada» como allí la llaman equivale a un jaguar, así que todos los del barco pusimos atención a donde señalaba Óscar intentando contener la emoción.

Yo reconozco que aparte de estar medio cegato soy malísimo para distinguir los animales en la naturaleza y tardo mi tiempo en encontrarlos, aunque lo tenga delante de mis narices. Para eso Ely me gana de calle ya que tiene un don para ver donde no se ve, no le iría tan mal de guía naturalista la verdad.

“Jaguar?! Pero jaguar dónde?!” Al final fui el último de la embarcación que lo vio, pero sí, allí estaba a unos 100 metros un cabezón enorme que sobresalía de la maleza. “La madre que lo parió!” fue lo primero que pensé, pero no por el animal, sino por pensar en cómo leches había visto Óscar ese ínfimo puntito amarillento entre tanto verde a esa distancia!?. Al tiempo que apagaba el motor, dejó que la corriente nos acercara lo máximo posible. El silencio era sepulcral sólo interrumpido por los clicks de las cámaras. El animal tras estar un rato sentado, se levantó dejando ver sus características manchas, precioso! Era un macho joven y enorme y en todo momento nos tenía en el punto de mira observándonos, hasta que se cansó y se dio media vuelta para pasear entre la vegetación.

Porto Jofre Pantanal Mato Grosso Brasil

Porto Jofre Pantanal Mato Grosso Brasil

                        Porto Jofre Pantanal Mato Grosso Brasil

En ese momento Santos empezó a realizar sonidos guturales imitando el sonido del jaguar, algo que pudimos comprobar saben realizar todos los pantaneiros. Fue sorprendente ver como el animal salió de nuevo a la vista, mirándonos fijamente para comprobar de donde provenía el sonido. Durante diez minutos que nos supieron a gloria estuvo paseando por la orilla y mostrando su robusto cuerpo, abriendo la boca y estirándose tranquilamente… el mismo tiempo que intentábamos avisar a la otra barca con Ely, Jeni y Adri a través de la radio, sin obtener respuesta.

Como bien dice el protagonista de la película Hacia rutas salvajes, “La felicidad sólo es real si se comparte” y esto es lo que sentía yo en aquel momento. Mi emoción iba en igual medida junto con la impotencia, ya que a pesar de haber cumplido el objetivo de encontrar al jaguar, Ely, Jeni y Adri no estaban allí y nadie nos aseguraba ya que fuéramos a ver otro. Ya casi al final aparecieron lentamente por un costado del río, haciéndome señas si era verdad lo que habían escuchado por radio. Yo desde la distancia les indicaba que el “bicho” todavía estaba justo frente a nosotros, pero tuvimos tan mala suerte que apenas diez segundos antes de que llegaran, este se fue para no volver! Qué mala suerte! No quería ni pensar en lo que me echarían en cara para el resto del viaje si no veíamos otro!

Porto Jofre Pantanal Mato Grosso Brasil

Tan sólo nuestra barca había visto durante un buen rato y en el peor de los días al escurridizo jaguar, así que se podría decir que tuvimos suerte y yo me daba por satisfecho, aunque me daba pena que no pudiéramos ver otro. Teniendo en cuenta que hay gente muy profesional y que viene durante más días y se va de vacío… no podíamos quejarnos.

Continuamos con la búsqueda del felino y de hecho volvimos a pasar por la misma rivera pero sin suerte… hasta que una llamada por radio nos alertó de otro avistamiento. La barca de Adri, Jeni y Ely nos comentaban que estaban viendo otro jaguar y yo me alegré inmensamente. Salimos a toda pastilla y precisamente no estábamos muy cerca de ellos, tardábamos en llegar y ya pensábamos que no llegaríamos a tiempo. Cuando llegamos ya habían parado algunas barcas más pero los pilotos de las embarcaciones respetan el orden escrupulosamente y no hay ostias por ponerse el primero como en los safaris por África.

Porto Jofre Pantanal Mato Grosso Brasil

Porto Jofre Pantanal Mato Grosso Brasil

Allí estaba agazapado al lado de un árbol otro macho bien fuerte. Haciéndonos señas entre las embarcaciones mostrábamos la emoción que sentíamos en ese momento y a partir de ahí considerábamos que el día ya había valido la pena. Este jaguar hizo lo mismo que el otro, se paseó durante un rato por la orilla hasta que consideró que sus derechos de imagen habían llegado a su fin y se escondió por siempre jamás jeje. La gran mayoría de jaguares que se ven en Pantanal se ven en esta misma situación en las orillas de los ríos, aunque en ocasiones pueden verse cruzando a nado o cazando alguna capibara o yacaré.

Porto Jofre Pantanal Mato Grosso Brasil

Porto Jofre Pantanal Mato Grosso Brasil

A la hora de comer volvimos al Puma Jofre comentando entre todos la jugada y pudimos ver la actividad de los pescadores que en ese momento destripaban las pirañas de gran tamaño que habían pescado. Nunca habíamos visto una piraña de cerca y la que nos mostraban es de las especias más grandes. La verdad es que su dentadura impresiona. Tras la emoción del “Ostras y has visto cuando…!” reemprendimos otra vez la marcha para de nuevo recorrer los canales. El día sin ser espectacular había mejorado claramente y furtivamente salía el Sol de vez en cuando.

Porto Jofre Pantanal Mato Grosso Brasil

Porto Jofre Pantanal Mato Grosso Brasil

Porto Jofre Pantanal Mato Grosso Brasil

Porto Jofre Pantanal Mato Grosso Brasil                                Porto Jofre Pantanal Mato Grosso Brasil

                         Porto Jofre Pantanal Mato Grosso Brasil                                        Porto Jofre Pantanal Mato Grosso Brasil

Porto Jofre Pantanal Mato Grosso Brasil

Las protagonistas de la tarde fueron las nutrias gigantes que hasta el momento no habíamos visto. Esta vez yo no tuve la suerte y sin embargo la embarcación de Ely, Adri y Jeni pudieron encontrar una madriguera con unas seis juguetonas nutrias. Las imágenes de estas sacando la cabeza fuera del agua y nadando rapidísimamente las habíamos visto en no pocos documentales del Pantanal y ahora las tenían a tan sólo unos metros de distancia.

Porto Jofre Pantanal Mato Grosso Brasil

Porto Jofre Pantanal Mato Grosso Brasil

Son animales alegres y juguetones y siempre van en grupo y durante la bajada de los ríos, hacen sus madrigueras en los terraplenes de sus orillas y entre raíces de los árboles. Dicen que su carne tiene hasta ocho sabores diferentes y es por eso que hoy en día, lamentablemente, están en peligro de extinción… Es una delicia verlas, aunque yo tendría que esperar al Amazonas para verlas con mis propios ojos.

Porto Jofre Pantanal Mato Grosso Brasil

Porto Jofre Pantanal Mato Grosso Brasil

Porto Jofre Pantanal Mato Grosso Brasil

Más tarde se produciría otro momento estelar del día. El lugar fue una de las tantas playas que se forman en los meandros de los canales donde la embarcación de Adri, Jeni y Ely se paró a ver un grupo de capibaras que estaban tan tranquilas. De repente pasaron de estar en posición de descanso a una posición de huída y comenzaron a emitir el grito que tienen tan característico. Efectivamente, algo las había alertado y se trataba de un depredador.

Porto Jofre Pantanal Mato Grosso Brasil

Porto Jofre Pantanal Mato Grosso Brasil

Como casi siempre, el guía Bonifacio estaba en la parra pero Adri pudo ver unos metros a la izquierda de que se trataba. Las capibaras gritaban cada vez más nerviosas porque el olor que desprendía el jaguar que tenían cerca les vendría a través de la corriente del aire, pero allí seguían sin moverse. El gran rey de la selva estaba agachado bebiendo agua para refrescarse y en algún momento parecía querer esconderse para chafardear que hacían aquellas capibaras.

Porto Jofre Pantanal Mato Grosso Brasil

Porto Jofre Pantanal Mato Grosso Brasil

Porto Jofre Pantanal Mato Grosso Brasil

Porto Jofre Pantanal Mato Grosso Brasil

Finalmente no hizo afán por atacar y simplemente se paseó por la orilla hasta que desapareció entre la espesura. Ya habría comido… o simplemente había sido alertado y buscaba otra estrategia para cazar? Las capibaras son grandes nadadoras y los jaguares saben que para pillar una tienen que ser muy rápidos, ya que una vez en el agua no las atrapa.

Nunca sabremos si se fue o esperaría la noche para cazar, pero el caso es que aquel grupo se estuvo allí toda la tarde en alerta sin moverse. Cuando mi barca llegó, solo tuve tiempo a ver la imagen de las capibaras en pie y a escuchar la historia del jaguar. En total entre ambas barcas habíamos visto a tres jaguares, así que había sido un gran día y el objetivo estuvo más que cumplido. Pasamos por ese punto en diversas ocasiones, pues una vez se dio la voz de alarma otras barcas también pasarían, e incluso algunas se quedarían toda la tarde por si acaso aparecía la «onça pintada», pero finalmente quien tuvo la suerte de ver al felino fueron Jeni, Ely y Adri como el gran descubridor.

Porto Jofre Pantanal Mato Grosso Brasil

Acabamos de disfrutar de los últimos paisajes con canales llenos de plantas acuáticas, grandes arboledas y zonas donde uno no parecía poder salir, hasta que llegaron los últimos rayos de Sol. Volvimos a nuestro bungalow y pudimos comprobar que los murciélagos habían hecho de las suyas dejándonos todo lleno de… mierda! Ya daba igual, era nuesta última noche allí y al día siguiente tan sólo nos quedaba el regreso en sentido inverso por la Transpantaneira, aunque todavía nos quedaba un pequeño tour nocturno.

Porto Jofre Pantanal Mato Grosso Brasil

Porto Jofre Pantanal Mato Grosso Brasil

Porto Jofre Pantanal Mato Grosso Brasil

Porto Jofre Pantanal Mato Grosso Brasil

Transpantaneira Pantanal Mato Grosso Brasil

Por la noche cabe adelantar que no vimos nada, pero la verdad es que fue una pasada recorrer los alrededores del alojamiento en todoterreno. Más que nada, tras las lluvias el camino estaba impracticable y nosotros íbamos dando tumbos, pero fue la experiencia más heavy metal en cuanto a conducción se refiere, que hemos tenido en la vida. Increíble lo que llegaba a controlar el conductor que durante una hora, ni se quedó encallado ni se le fue el coche en ningún momento. Eso sí, hasta la cámara acabó llena de barro.

A la mañana siguiente el Sol volvía a apretar con fuerza y el día pintaba magnífico como los primeros días. Con el deber cumplido nos esperaban unas horas para volver a Cuiabá, aunque fuimos parando como siempre en algunos de los tantos puentes para admirar el paisaje. Como nota curiosa descubrimos un panal de las denominadas abejas asesinas que lo observamos desde la distancia a lo que Bonifacio nos comentó que fuéramos con cuidado. A pesar de que brillaba el Sol, apenas le había dado tiempo a todo el barro acumulado a secarse, nos topamos con un camión varado en mitad de la Transpantaneira y aunque contabamos con nuestro conductor Cabrao (que era un crack), al él  también le costó lo suyo franquear algún que otro tramo.

Transpantaneira Pantanal Mato Grosso Brasil

Transpantaneira Pantanal Mato Grosso Brasil

Transpantaneira Pantanal Mato Grosso Brasil

Transpantaneira Pantanal Mato Grosso Brasil

                               Transpantaneira Pantanal Mato Grosso Brasil

Transpantaneira Pantanal Mato Grosso Brasil

Transpantaneira Pantanal Mato Grosso Brasil

Transpantaneira Pantanal Mato Grosso Brasil

Llegados a Poconé era la hora de comer y pudimos comprobar por primera vez en el viaje (que no la última) como se las gastan en las churrascarías brasileñas, qué manera de comer! Paramos en la Churrascaria Pantaneira, el nombre ya lo dice todo. En todas, tengan el nivel que tengan, se funciona de la misma manera: entrantes en buffet al principio y luego todo un surtido de carnes que los camareros te traen en unos largos pinchos para trinchártela en tu mismo plato, el denominado «rodizio». El precio a pesar que estaba incluido en el tour vimos que era de 35 BRL, así que por unos 9 euros nos pusimos como los kikos, acabamos valdaos de carne! Un lugar a recomendar verdaderamente.

Churrascaria Pantaneira Poconé Mato Grosso Brasil

Churrascaria Pantaneira Poconé Mato Grosso Brasil

                         Churrascaria Pantaneira Poconé Mato Grosso Brasil

Poco más nos quedaba por hacer salvo comentar la experiencia en la Posada Ecoverde mirando los libros de animales del Pantanal y esperar hasta la noche. El centro de Cuiabá con su mayoría de casas con vallas electrificadas no parecía ser el mejor lugar para pasear al atardecer y de noche, así que no tomamos riesgos y descansamos tras cuatro días agotadores. Lo mejor de todo es que Iberia se había dignado a devolvernos nuestras mochilas y nada fue más reparador que una ducha con agua limpia.

Al día siguiente nos esperaba otro reto, viajaríamos hasta Manaos para emprender una de las experiencias más brutas que hemos hecho, siete días en el Parque Nacional de Jau en mitad de la Amazonia. Aquí las churrascarías brillarían por su ausencia…

Pantanal Mato Grosso Brasil

9 Respuestas

  1. Viajar code: Verónica

    Buenoooooooooooooooooooo impresionantes las fotos!!! que maravilla poderlos ver de cerca ^_^ una pasada de verdad!
    Y me llama la atención que han conservado un nombre del jaguar cercano al científico…o el científico lo pusieron por como lo llamaban…nose, pero me ha llamado la atención 😉

    Que envidia de verdad 😉
    un abrazo

    Responder
    • conarenaenlamochila

      Gracias Verónica, nos alegra que te hayan gustado las fotos. El animal nos impresionó mucho, es mucho más bestia que un leopardo, nos lo esperábamos más pequeño jeje. Sin contar que es muy bonito, tiene una mirada que impresiona la verdad.
      Lo del nombre no lo sabemos… el científico es Pantera onça y allí lo llamaban onça pintada y al puma onça preta.
      Un fuerte abrazo!

      Robert y Ely

      Responder
    • conarenaenlamochila

      Hola Guillem y Alexandra! Este animal realmente es de los que más nos han impresionado nunca. Mereció la pena llegar hasta allí a pesar de estar a trasmano. Si os gusta la naturaleza es un lugar para no perderse en Brasil y de lo mejorcito para ver fauna en Sudamérica, bastante más que el Amazonas.
      Gracias por vuestras palabras y pasaros por aquí!
      Un abrazo!

      Robert y Ely

      Responder
  2. aitor

    Felicidades chicos!!!
    Qué gozada haber podido ver tan de cerca a ese gatito tan esquivo y cuántos buenos recuerdos me han traído vuestras fotografías….
    Lo que es increible es que los alojamientos sigan siendo tan básicos como cuando estuve yo y los precios se hayan multiplicado por cinco.
    Espero vuestro relato sobre el Amazonas, otro precioso destino aunque muy distinto al Pantanal.
    Saludos.

    Responder
    • conarenaenlamochila

      Hola de nuevo Aitor! Realmente de los animales que más hemos disfrutado viéndolo, impone muchísimo.
      Los precios en Brasil en cuanto a tours y actividades se han puesto muy caros, ni hablar ya de ir a Fernando de Noronha que también queríamos ir pero han puesto unos precios para ricos.
      Del Amazonas pronto pondremos todo lo vivido, muchos sentimientos encontrados y como dices una experiencia distinta al Pantanal.
      Un saludo y gracias por tu comentario.

      Robert y Ely

      Responder
    • conarenaenlamochila

      Gracias chicos, se agradece el comentario! Si lo de los animalitos lo decís por los yacarés / caimanes deciros que son muy asustadizos y pacíficos, es una de las cosas que los diferencia de los cocodrilos. En cuanto al jaguar sí es mucho más territorial y potencialmente peligroso pero bueno, peores somos los humanos.

      Saludos!

      Robert y Ely

      Responder
  3. Anne Cobham

    hola buenas tardes, estoy interesada en viajar a la zona para ver el Jaguar, me podrán dar mas información por favor, estoy en Montevideo y quiero comprar el aéreo, traslado y alojamiento y necesito ayuda para saber qué comprar, gracias, Anne
    mi mail es annecobham64@gmail.com

    Responder

Deja un comentario