Tikal y el esplendor maya de Guatemala. Visitando al Gran Jaguar

Selva, fauna y ruinas. Dejamos a un lado la Guatemala indígena y colonial para adentrarnos en Tikal, parte de la Guatemala maya y ancestral situada en el otro extremo del país. En la diversidad que nos ofrece este bello país centroamericano, íbamos a pasar de las altas montañas y volcanes del altiplano a las tierras bajas y tropicales donde se encuentra la Reserva de la Biosfera Maya del Petén. En el epicentro de este departamento y perteneciente al municipio de Flores, se encuentra el Parque Nacional de Tikal, declarado Patrimonio Mundial por la Unesco en 1979 y donde haríamos nuestra primera visita a un yacimiento de la civilización maya precolombina. Eso era algo que hemos ido retrasando durante demasiado tiempo y nos moríamos de ganas por hacer.

Tikal Guatemala

Cómo llegar a Flores

Esta es una de las preguntas que nos hicimos hasta el último momento, dependiendo del itinerario final. La distancia entre Ciudad de Guatemala y Flores es más de 500 km y mucha gente en caso de no visitar Semuc Champey que está a medio camino, coge el avión como medio de transporte que te lleva en 50 min, aunque a precios entre 120 – 200 euros ida y vuelta.

Descartando esto intentamos visitar Semuc por carretera, uno de los lugares naturales más bonitos del país, pero eso suponía casi tres días entre buses y traslados para disfrutar del lugar un solo día, hasta llegar a Flores como destino final.

Finalmente la opción por la que nos decantamos que nos hacía perder el menor tiempo posible fue el bus nocturno Ciudad de Guatemala – Flores a pesar de sacrificar Semuc Champey, algo que nos dolió en el alma hasta lo más profundo, pero como siempre hay que elegir…

Las empresas que realizan este trayecto son Línea Dorada y Autobuses del Norte (Maya de Oro), con la que finalmente fuimos previa reserva en Antigua. El bus ida y vuelta cuesta 40 dólares o 320 GTQ, incluyendo el shuttle de Antigua hasta Ciudad de Guatemala. También hay una clase superior en el primer piso del bus que cuesta 10 dólares más.

La salida en shuttle o “furgoneta enlatada” desde Antigua es a las 18h en un trayecto que puede demorar por el intenso tráfico de la capital. A las 21h está prevista la salida de la estación de Autobuses del Norte y tarda entre 8 y 9h. El bus de dos pisos es bastante nuevo, limpio, con wifi gratis e incluso con guardia de seguridad (esto último luego no fue verdad).

Seguridad y advertencia en el trayecto nocturno Ciudad de Guatemala – Flores

Mucho habíamos leído sobre este trayecto y sus peligros, atracos, asaltos y demás, pero las dos empresas presumen en principio de ser siempre “la más segura”. Cabe decir que lo que escribiremos a continuación no cambia en nada nuestra buena visión de Guatemala y no queremos desanimar a nadie a viajar al país, aunque sí que nos gusta siempre contar la verdad. Lo que nos ocurrió fue algo fortuito y podría haber pasado en muchos otros países del mundo a pesar de ser una de las situaciones más desagradables vividas en los viajes. Subimos en varias ocasiones en Chicken bus (con más mala fama) y no pasó nada y sin embargo, aquí sí que pasó.

Ya en la estación de buses de la capital, uno de los encargados de la compañía nos repitió como cuatro veces en menos de dos minutos, que ni se nos ocurriese salir de la estación. A parte de esta advertencia no tuvimos más problemas hasta que subimos al autobús. Pasado ya medio camino, el bus realizó una parada técnica y una pareja de chicas extranjeras que se sentaban dos filas detrás de nosotros nos comentó que tuviéramos cuidado, les habían robado mientras dormían iPad, iPhone y varias cosas más. Lo vimos bastante lógico teniendo en cuenta que al parecer lo habían dejado completamente a la vista mientras dormían y… en la oscuridad del bus, nunca se sabe. Le reclamaron al conductor pero dijo que él no podía hacer ya nada.

El problema vino al subir al bus, cuando estas chicas le comentaron a un chico menor de 20 años situado justo detrás de nosotros sí había visto algo extraño, ya que había otro chico de unos 30 rondando todo el rato entre las dos plantas del bus. Este individuo en cuestión era algo sospechoso, e iba sentándose todo el rato en distintos asientos de la zona (ya le habíamos echado el ojo antes). Yo y el chaval le dijimos a las chicas que ya lo habíamos visto antes, pero en ese momento andaba desaparecido. Al cabo de unos minutos sale el sospechoso en cuestión del lavabo y se sienta por allí, al tiempo que una de las chicas entra en el lavabo y encuentra su iPod. Seguidamente con el poco español que podía saber la chica, acusó y pidió explicaciones directamente al sospechoso, el cual literalmente pasó de ella y levantándose se dirigió al chico que había detrás nuestro y con el que habíamos estado comentando la jugada.

Sin pensárselo dos veces pegó dos puñetazos al techo y amenazó e insultó al chico joven acusándolo de chivato. El bus entero se silenció en ese momento y el ladrón le preguntó a una mujer cercana si ese “puto” era su hijo, a lo que la mujer respondió con un NO moviendo la cabeza. Señalándose la camiseta le preguntó al chico si sabía quién era él y le mostró una pistola en el cinturón, diciéndole que bajara que le iba “meter un plomaso en la cabeza”.

Tras este episodio el individuo se fue hacia abajo y el chico de atrás nuestro rompió a llorar diciendo que ese hombre pertenecía a las maras y que le había amenazado. Estaba horrorizado con bajar del bus al acabar el trayecto. No sabemos porque la emprendió con este chico, pero con un arma de fuego de por medio, fue suficiente para callar a todo el bus, allí ni Dios dijo nada. No hace falta decir que no volvimos a dormir en toda la noche y a la que llegamos a Flores nos fuimos lo más rápido posible, sólo esperamos que el chico a día de hoy esté bien.

Flores o El Remate. Cuál elegir?

Sabiendo que Tikal se encuentra perdido en mitad de la Reserva de Biosfera Maya, existen dos puntos de partida desde los cuales visitarla. Uno es la ciudad /isla de Flores a la cuál llegamos de nuestro trayecto nocturno y la otra, el pequeño pueblo del Remate.

Flores, que conecta con tierra firma por un puente y situada al suroeste del Lago Petén Itzá a 65 km de Tikal. Aquí es donde se alojan la mayoría de turistas y tiene bastantes infraestructuras, restaurantes y agencias. Resulta curioso saber que la pequeña isla fue uno de los últimos reductos maya que resistió la conquista por parte de los españoles.

El Remate por el contrario, a pesar de ser más pequeño y bastante más tranquilo, tiene la ventaja de situarse más cerca de Tikal, concretamente unos 40 min menos de trayecto. Se sitúa en la orilla este del Lago Petén Itzá a 35 km de Tikal. Los atardeceres desde aquí reflejados en el lago son realmente bonitos.

Tras el incidente del “Plomaso” llegamos a las 4:30 de la madrugada a las afueras de Flores donde todavía era noche cerrada. Un minibus te viene a recoger para dejarte directamente… en una agencia?!! WTF?! Efectivamente lo tienen todo bien montado. A aquellas horas el amable señor de la agencia El Gran Jaguar 2 (porque la 1 está en el Remate) nos abría sus puertas para empezar a negociar.

No teníamos interés alguno en pillar lo primero que veíamos, pero por los precios que nos daba con respecto a lo que llevábamos apuntado y viendo más tarde los precios en Belice… creemos que acordamos un buen precio para todo un pack de transportes y entradas.

Lo que es seguro es que si se continua a los cayos de Belice tras pasar por Tikal, conviene coger los tickets en Guatemala antes de las “astilladas” que pegan en el país vecino. Al final pagamos 930 GTQ por persona por llevarnos hasta El Remate, la ida y vuelta a Belize City desde El Remate, ida y vuelta Belize City – Caye Caulker, la vuelta a Antigua desde Flores y el tour con guía del atardecer a Tikal… uff sudo sólo de escribirlo.

Donde dormir y comer en El Remate

Como ya hemos indicado, El Remate fue nuestra base para conocer Tikal y también las cercanas ruinas de Yaxhá, además de estar bien comunicado con Belice y tener todas las posibilidades de transporte.

El alojamiento que elegimos fue el Hotel Las Gardenias, situado en plena carretera principal y en frente del Lago Peten Itzá, no tiene pérdida. La habitación doble nos costó 150 GTQ con ventilador y se trata de un lugar limpio, tranquilo, con un pequeño restaurante y una tienda supermercado para hacer el apaño. El personal es agradable y nos ayudaron en todo.

  Hotel Las Gardenias El Remate Guatemala                  Hotel Las Gardenias El Remate Guatemala

Para desayunar está muy bien El Árbol, una especie de caseta de madera con vistas al lago y algo más caro que la media, unos 40 GTQ por un sandwich, fruta, galleta y batido o zumo de frutas. En todo caso, los desayunos son completos y muy ricos en especial sus sándwiches y galletas artesanas “Ramón”.

Para comer o cenar visitamos el Restaurante El Cahuí con comida guatemalteca y un muelle con vistas al lago muy bonito y también el mismo restaurante del Hotel Las Gardenias, que tiene un poco de todo a no más de 95 GTQ por dos personas. Otra opción es en La Piazza donde hacen Lunch Box para llevar por 30 GTQ. Más al sur de toda esta zona y siguiendo la carretera encontramos también algunos puestos de comida lindando siempre con la carretera.

Visita a Tikal y atardecer en el Templo IV

Tras haberle dado veinte mil vueltas a como visitar Tikal y haber leído un montón de experiencias distintas, íbamos a visitarlo justo como no lo habíamos pensado: al atardecer y con guía y es que todo da tantas vueltas… Valga decir que no nos arrepentimos en absoluto, en buena parte por el guía que nos tocó. No nos gusta especialmente el guía que vomita un libro directamente, aunque sí el que da una breve explicación del lugar y sobretodo deja tiempo para disfrutarlo tranquilamente.

Mapa Tikal Guatemala

El tour del atardecer duró desde las 15h hasta las 20h saliendo ya de Tikal de noche, un tiempo consideramos más que suficiente para disfrutarlo en plenitud y prácticamente sin gente. El transporte colectivo hasta Tikal cuesta 50 GTQ por persona y hay bastantes frecuencias durante el día, algo que ya nos venía incluido en nuestro super pack. Pecata minuta comparado con los transportes de Belice, eso es lo que pica de verdad.

Tikal Guatemala

El trayecto hasta la entrada del Parque Nacional de Tikal discurre por la carretera que sale del Remate y que poco a poco se introduce en la espesa mata del Petén. Al llegar pagamos religiosamente los 150 GTQ de la entrada más los 20 GTQ de suplemento por el atardecer. Esto último en realidad son 100 GTQ para extranjeros y 20 GTQ para los locales, pero al parecer nos hacen precio amigo por ir en grupo. El parque está abierto de 6h a 18h sin contar los que llegan o salen más temprano o más tarde por ver el amanecer y atardecer.

A partir de aquí y pasando la conocida Gran Ceiba, nos trasladamos unos 1500 años atrás y comenzamos a alucinar. Nada más entrar nos quedamos asombrados con las primeras pirámides mayas, las descubiertas y las que están literalmente cubiertas de selva. Las ceibas se amontonan encima de las estructuras demostrando que la naturaleza siempre puede contra el ser humano y empezamos a imaginarnos como sería todo aquello en pleno apogeo…

Tikal Guatemala

Qué fue Tikal

A día de hoy, tan sólo el 25% de lo que fue Tikal en realidad, es lo que se descubre ante nuestros ojos. En su día, lo que ha pasado a ser uno de los yacimientos arqueológicos más importantes de la civilización maya, fue una ciudad con gran poder militar y político y un epicentro monumental en plena expansión durante el período clásico, entre el 200 y el 900 dc. Rivalizaba con las cercanas ciudades de Calakmul (México) y Caracol (Belice) y quedó en el olvido durante casi nueve siglos, hasta que el ser humano le dio importancia a la arqueología.

Tikal Guatemala

Pirámides Gemelas

Existen muchos ejemplos en Tikal de este tipo de pirámides idénticas situadas una frente a otra. Cerca de la entrada se encuentran estás dos, el complejo Q, una al descubierto y otra tragada literalmente por la vegetación. Una primera subida a una de las estructuras y una primera visión de lo que significa Tikal.

Tikal Guatemala

La Gran Plaza. Templo I y Templo II

La imagen más célebre del lugar es sin duda la Gran Plaza, situada en terreno elevado y donde se encuentran el Templo I o del Gran Jaguar y el Templo II o de las Máscaras. Recorriendo las calzadas de piedra caliza que discurren por todo el complejo, llegaremos hasta aquí entre la espesura del bosque y el ruido de los monos araña. Estas calzadas están bautizadas con los nombres de algunos de los arqueólogos que han trabajado previamente en Tikal y unen todos los templos y estructuras más importantes ya desde la antigüedad.

Tikal Guatemala

El primer templo de 44 m, es el que copa casi todas las postales de Tikal. Esta pirámide funeraria, sirvió como tumba al rey Ah Cacao, a pesar de que fue su hijo quien lo erigió. Justo en frente podemos subir hasta los 38m del Templo II y tener una vista panorámica de toda la plaza.

A lado y lado varias estructuras y edificios completan el cuadrilátero desde las cuales tener otra perspectiva. En el centro vemos nuestras primeras estelas con algún relieve, ya que la mayoría están muy dañadas o son una reconstrucción de la original. A estas horas de la tarde reina un silencio absoluto, sólo interrumpido por los ruidos de la naturaleza. La verdad no nos imaginábamos realizar una visita así de tranquila en un lugar tan especial.

Tikal Guatemala

Tikal Guatemala

Acrópolis norte

Cercana a la plaza, la Acrópolis norte contiene una amalgama de estructuras ceremoniales y funerarias que se han construido una encima de la otra, algo muy característico de los mayas. Hasta 12 templos distintos hay en esta otra plaza de grandes dimensiones.

Como por arte de magia, nuestro guía nos introduce en uno de estos edificios abriendo una compuerta con llave y nos sumergimos dentro de la piedra. Aquí podemos observar algunas de las tumbas vacías del interior y varias máscaras talladas en la pared. El lugar es pequeño y lleno de humedad con lo que atrae un montón de arañas y murciélagos… aquello parece una película de Indiana Jones.

Tikal Guatemala

Templo V

Pasamos al lado de la Acrópolis central, un conjunto residencial y palaciego antes de adentrarnos a través de un sendero pequeño que nos lleva hasta el Templo V.  Con 57m se trata de la segunda pirámide más alta del complejo de Tikal, sólo por detrás del Templo IV e inmediatamente seguida por el Templo III, que llega hasta los 55m.

A nosotros fue de las que más nos gustó por el hecho de encontrárnosla casi de sopetón, escondida realmente en un hueco en mitad de tanta vegetación. Además, es la única con esquinas redondeadas y restaurada en parte por la ayuda y cooperación española, algo curioso.

Tikal Guatemala

Plaza de los Siete Templos

En esta explanada de hierba inmaculada, se encuentran como su nombre indica siete pequeños templos bastante parecidos en un entorno natural realmente bonito. También hay un triple juego de pelota y tres palacios algo más grandes. Un lugar agradable de camino al Templo IV.

Tikal Guatemala

Mundo Perdido

Si bien nuestro guía insistía en que aquello de los sacrificios humanos por parte de los mayas no tenía base científica, es en este lugar donde supuestamente se encontraron algunas evidencias. Se trata de uno de los lugares más antiguos de Tikal del período preclásico, coronados por una pirámide de 38 m de estilo muy parecido a aquellas de Teotihuacán en México y que en principio sirvió como observatorio astronómico.

Tikal Guatemala

Tikal Guatemala

Templo IV

El Templo IV o Templo de la Serpiente Bicéfala es la guinda del pastel a la visita del atardecer en Tikal. Con unos 70 m de alto desde la base, es la pirámide más grande de Tikal y se dice la más grande de todas las que quedan en pie de las civilizaciones precolombinas. Eso sí, tras ver un reportaje sobre El Mirador y la Pirámide de la Danta (también en Guatemala) se tienen algunas dudas, ya que rivaliza con está que está casi en su totalidad sin destapar.

Se accede a la parte superior por unas maléficas escaleras que harán sudar la gota gorda, a la par que el Sol va descendiendo justo por detrás de esta. Realmente merece la pena disfrutar de este momento. No somos mucho de atardeceres típicos rodeados de cientos de personas, pero de este quedamos más que satisfechos por todo el entorno que nos rodeaba y la escasa aglomeración. La vista imponente por encima de los árboles que se tiene de los templos de la Gran Plaza junto con el Templo III fue uno de los mejores momentos del viaje.

Tikal Guatemala

Tikal Guatemala

Si se agudiza la vista se puede observar lo que nos depara la naturaleza. Pudimos ver fácilmente a los monos araña que revolotean al atardecer entre las copas, las bandadas de tucanes que salen en tromba y los sonidos de ese manto verde que se extiende hasta el infinito. Vimos incluso un pobre loro que estaba siento devorado por un halcón en una rama…

La nota negativa la puso un idiota que no tuvo otra cosa que hacer que subir a la cúspide de la pirámide, arriesgando el pellejo sin que nadie se diese cuenta, con la consecuente bronca por parte de los guardas. Este tipo de actitudes en estos lugares me revientan y si se quiere despeñar que lo haga, pero sin poner en riesgo el lugar ni la visita del resto de personas.

Tikal Guatemala

Tikal Guatemala

Poco a poco la gente se fue yendo y nos quedamos solos allí con cara de bobos, la verdad es que se estaba de lujo y no veíamos la hora de irnos, pero nos quedaba todo el camino de vuelta ya a oscuras. Pasamos toda la caminata de vuelta encontrando arañas y sapos que salían para su comilona nocturna por todas partes. Antes de salir del recinto, realizamos una última parada en la Gran Plaza completamente sola en esos momentos. Aquello fue alucinante, todo un cielo estrellado y sentados justo en frente del templo del Gran Jaguar, una bella y última imagen que nos regaló el gran Tikal.

Tikal Guatemala

Deja un comentario