Visitar la Favela Santa Marta en Rio de Janeiro

“Os ricos querem a paz para continuarem ricos, nós queremos a paz para continuarnos vivos”

Esta fue la contundente frase que nos encontramos en una pared en la entrada de la Favela Santa Marta, una de las llamadas “favelas desmilitarizadas” de Rio de Janeiro.

Cantagalo, Vidigal, Vila Canoas o Cidade de Deus son sólo algunos de los nombres de las tantas favelas que hay esparcidas por los morros de la ciudad carioca. Desgraciadamente, la mayoría todavía a día de hoy, son peligrosas y hasta para la policía es un riesgo entrar en ellas. Elegir la correcta para una visita es esencial, siendo las más visitadas por el turismo Rocinha y Santa Marta.

Favela Santa Marta Rio de Janeiro Brasil

Favela Santa Marta Rio de Janeiro Brasil

Favela Santa Marta Rio de Janeiro Brasil

Todo empezó en el momento en el que planeábamos nuestro viaje a Brasil, teníamos pocos días en Rio de Janeiro pero muy claras las experiencias que queríamos vivir. Una de ellas era sin duda esta, visitar una de las 750 favelas que hay en Rio, donde vive casi el 20% de la población local. El problema fue cuando empezamos a leer sobre los tours organizados, sus precios y la insistencia que estos dan a las compras en las tiendas etc… No nos acababa de convencer la idea y temíamos que aquello pareciera más un circo que un simple paseo para ver una de las realidades de Brasil.

Favela Santa Marta Rio de Janeiro Brasil

Para quien le interese, los tours a Santa Marta, por ejemplo, duran unas dos horas y cuestan entre 60 y 90 BRL dependiendo del idioma en Favela Santa Marta Tour, siendo uno de los recursos turísticos que deja dinero a los habitantes de la favela. En Rocinha hay algunos más y alguno que tiene buenas críticas aunque no lo probamos, es Favela Tour de Marcelo Armstrong que lleva desde 1992.

Nuestra primera idea fue la de visitar Rocinha, la favela más grande del sur de Rio y de las más grandes de Latinoamérica, o la bohemia Santa Teresa con el curioso bondinho (tren eléctrico) como característica principal, aunque al final las descartamos en favor de Santa Marta. De nuestra elección tienen principalmente la culpa los chicos de Salta Conmigo a los que leímos fervientemente antes de nuestra visita a la ciudad y proponían una visita a Santa Marta por cuenta propia.

Favela Santa Marta Rio de Janeiro Brasil

Queríamos visitar una favela sin tours de por medio y Santa Marta (además de llevar desde 2008 pacificada) era la que mejor pintaba para ello. Esta es principalmente conocida por ser el lugar que eligió Michael Jackson para grabar su videoclip “They don’t care about us”, a parte de por sus maravillosas fachadas pintadas de diferentes colores.

Así pues lo teníamos claro, iríamos a Santa Marta e iríamos solos.  Eso sí, sin escatimar en precauciones y con solo una pequeña cámara en el bolsillo.

Cómo llegar

Llegamos en taxi a los pies de la favela, aunque hasta aquí hay muchos buses que llegan también al barrio de Botafogo. Si no, lo más cercano es la parada de metro del mismo nombre, Botafogo y a unos 800 m hacia el oeste de la misma se encuentra la Praça Corumbá. Desde aquí subiendo por una pendiente, se accede a la favela y al teleférico que en sus cinco paradas te sube hasta lo más alto del vecindario.

Favela Santa Marta Rio de Janeiro Brasil

Favela Santa Marta Rio de Janeiro Brasil

Favela Santa Marta Rio de Janeiro Brasil

Nada más llegar nos quedamos alucinados con los colores, la gente, el ambiente, la música, los graffitis…  Santa Marta cuenta con un teleférico gratuito tanto para turistas como para los residentes. En cuanto captamos la atención de alguien, nos indicó amablemente como ir hasta él y como proceder para subir. Nos dieron una especie de ficha de metal la cual entregaríamos una vez dentro del funicular.

Nuestra experiencia

Subíamos alucinados con las vistas, al fondo una panorámica de la versión rica de Rio repleta de rascacielos y edificios con clase. A nuestros pies, casas a medio construir, ropa tendida, basura en las calles, niños jugando y gente hablando en las esquinas. Dos mundos opuestos prácticamente viviendo al lado, así es Rio.

Llegamos arriba del todo y dejamos volar nuestra curiosidad sin esconder ese pequeño puntito de giñe y respeto que teníamos encima.

Favela Santa Marta Rio de Janeiro Brasil

Favela Santa Marta Rio de Janeiro Brasil

Emocionados empezamos a bajar escaleras por donde más nos llamaba la atención, es cierto que no es difícil perderse pero la gente en su mayoría es amable, abierta y dispuesta en todo momento a orientarte. Siempre que nos desorientábamos preguntábamos a alguien por algún punto conocido.

Entre estrechas callejuelas llegamos a la plaza donde se encuentra la estatua y el mural de Michael Jackson y que recuerda el videoclip que éste grabó en las callejuelas de Santa Marta. En ella, hay un bar y una tienda donde podemos encontrar algunas artesanías hechas por los niños y la gente que vive en la favela, camisetas pintadas a mano, cuadros, llaveros…

Favela Santa Marta Rio de Janeiro Brasil

Favela Santa Marta Rio de Janeiro Brasil

Sin dejar de sorprendernos por las estrechas y empinadas calles buscábamos ya la salida por la famosa Praça Cantão, conocida por sus vivos colores gracias al proyecto Favela Painting comenzado en 2005 e ideado por los artistas Hass and Hahn. Por cualquier camino que se tome uno se va topando con bares, pequeños comercios y tiendas de gente trabajadora que vive su día a día como buenamente puede.Favela Santa Marta Rio de Janeiro Brasil

Favela Santa Marta Rio de Janeiro Brasil

Antes de llegar paramos en una tienda para comprar agua y nos quedamos un rato parados empapándonos del ambiente. Los chavales pasaban “cositas” de una mano a otra y se olía lo que por allí se cocía… aun así no vimos mal ambiente en ningún momento. La gente sabe que el turismo les beneficia y la policía hace guardia en todo momento en la entrada a la favela. Mi cuñada se llevo algún piropo y mi cuñado un susto del que nunca se olvidará!

Es cierto que a pesar del buen ambiente de la gente íbamos un poco reticentes paseando por esos recovecos. En un momento dado Adry, que iba delante, vio pasar la vida delante de él cuando un chico joven y descamisado le hizo señas para que se acercara a él… Hubiera pagado por ver su cara !! Aunque verla después de aquel tenso momento no tuvo desperdicio alguno !!

El chico en cuestión solo quería saber si tenía fuego, pero Adry en su cabeza completamente “peliculera”, se imaginó seguro un tiroteo con secuestro, droga y venta de órganos incluida! jajajaja

Favela Santa Marta Rio de Janeiro Brasil

Favela Santa Marta Rio de Janeiro Brasil

Favela Santa Marta Rio de Janeiro Brasil

Al fin llegamos a la Praça Cantão que nos dejó con la boca abierta por unos minutos. Allí sentados los cuatro en un banco solo podíamos observar los colores y detalles de la plaza mientras veíamos a la gente pasar.

La experiencia había sido más que positiva, estábamos encantados con la visita y no nos arrepentíamos de haber ido por nuestra cuenta. Pudimos tomar el tiempo necesario para disfrutar del ambiente y darnos cuenta a su vez, de la desigualdad de un país tan rico como es Brasil.

Favela Santa Marta Rio de Janeiro Brasil

Favela Santa Marta Rio de Janeiro Brasil

Favela Santa Marta Rio de Janeiro Brasil

4 Respuestas

    • conarenaenlamochila

      Gracias a ti Xipo por pasarte por aquí! Sí es de las poquitas que se pueden visitar con cierta calma y vale la pena, las favelas forman parte de todas las ciudades brasileñas.
      Un saludo!

      Robert y Ely

      Responder
  1. Arol

    Durante un par de años colabore con una ONG en Brasil y vivíamos durante un tiempo en las favelas. Alli aprendes que la mayoria de la gente es buena, que viven allí, rodeados de maleantes, porque no tienen donde ir, pero cuando entran en confianza son muy buenos

    Responder

Deja un comentario