Paraty: Un lugar de retiro en la Costa Verde de Brasil

Al igual que en otras partes de Latinoamérica, no son pocas las muestras de arquitectura colonial que existen en Brasil, pero si hay una con la que nos quedamos, esa se llama Paraty. Un lugar bello, en el sentido más amplio de la palabra donde a más de uno no nos importaría retirarnos a disfrutar de la vida.

Situada en la Costa Verde entre Rio de Janeiro y Sao Paulo, la bahía de Paraty y su centro histórico nos teletransporta al siglo XVIII, paseando por sus calles empedradas y sus edificios blancos con los pórticos de distintos colores tan característicos. En su pasado colonial llegó a ser el puerto exportador de oro más importante del país, hasta que otras rutas le quitaron protagonismo y Paraty quedó anclada en el tiempo.

Paraty Brasil

Paraty Brasil

Paraty Brasil

La ciudad reposa a los pies de la denominada Serra da Bocaina, uno de los mejores ejemplos de Mata Atlántica, un bosque tropical típico de Brasil que desgraciadamente está en retroceso. A pesar de haberse construido la nueva ciudad a su alrededor, el casco histórico está perfectamente conservado y los edificios antiguos albergan hoy en día cantidad de restaurantes, tiendas de artesanía, bares o licorerías de cachaça manteniendo la estética de antaño, una auténtica preciosidad!

Paraty Brasil

Paraty Brasil

Paraty Brasil

Los balcones rebosantes de flores, las cenefas de algunas paredes, las puertas de colores o las plazas llenas de terrazas son sólo algunas de las imágenes que nos podemos encontrar, pero si hay una que sorprende son las calles inundadas. Dado que Paraty tiene poca altura sobre el nivel del mar, apenas cinco metros, es pasto de las mareas durante el día. No es de extrañar ver algunas calles alrededor del puerto secas y en pocos minutos tener que remangarse para pasar.

Paraty Brasil

Paraty Brasil

Paraty Brasil

De noche la ciudad se transforma y da paso a un pueblecito de calles iluminadas y lleno de ambiente. Todas las farolas quedan encendidas y toca sentarse en cualquier terraza a tomarse algo fresco, relajarse y decirse a uno mismo que a gustito que estoy aquí.

Paraty Brasil

Paraty Brasil

Cómo llegar a Paraty

Desde Rio de Janeiro, al igual que para llegar a Ilha Grande, se ha de tomar el bus de Costa Verde en la línea Rio – Paraty, un trayecto que dura alrededor de 4h 30min, 64 BRL.

Si como hicimos nosotros, se viene tras una visita a Ilha Grande, habremos desembarcado seguramente en Angra dos Reis. Desde esta población costera hay buses locales que por 11 BRL cubren el trayecto Angra – Paraty en una 1h 30min desde las 5 hasta las 21h. Existen también embarcaciones que van de Ilha Grande a Paraty pero son bastante caras y no salen todos los días.

Por el contrario, desde Sao Paulo es la empresa Reunidas Paulistas la que se encarga del trayecto hasta Paraty o Angra dos Reis.

Alrededores y bahía de Paraty

Mapa Paraty

El paseo por el centro histórico de la ciudad es el principal atractivo del lugar, pero con el entorno natural que le rodea, merece la pena intentar ir más allá y explorar la bahía. En un día se puede disfrutar tranquilamente de la ciudad y hacerse una idea de los alrededores con un paseo en barco. En todo caso, mejor si se dispone de varios días para poder desplazarse al interior y ver cachoeiras (cascadas), disfrutar de las playas más lejanas como Trindade o visitar alguna destilería de cachaça, en la que es una de las mejores zonas productoras de Brasil.

Paraty Brasil

Si tras unas horas ya se ha tenido tiempo suficiente para visitar las pequeñas iglesias y callejear por los recovecos del centro histórico, podemos dirigirnos al pequeño puerto de pescadores. Desde aquí salen las famosas escunhas para visitar toda su bahía, llena de playas e islitas pequeñas. Por toda la ciudad se encontrará publicidad para realizar estos tours con más o menos gente en el barco según el momento. Salen de 11h a 17h y cuestan alrededor de 25 BRL por persona.

Paraty Brasil

Paraty Brasil

Otra opción es tomar una de las pequeñas embarcaciones de colores que te llevan de paseo según las horas que uno convenga. Merece la pena sobretodo si se va en grupo como fue nuestro caso, a un precio de 60 BRL la hora entre todos. Aquí uno se siente como un ricachón con su yate privado (salvando las distancias) pudiendo decidir el dónde dirigirse y el tiempo de estancia. Nosotro fuimos con Joao, un simpático brasileño muy amable que mantenía su barquito impoluto. Todos suelen ser igual, de dos plantas, con una especie de solárium arriba donde tumbarte a la bartola. Además, si te apetece Joao mismamente te sirve una caipirinha o lo que te apetezca. Vivir a cuerpo de rey!

Paraty Brasil

Paraty Brasil

Cualquier opción será buena si lo que se quiere es disfrutar de playas salvajes con vegetación exuberante, palmeras y aguas verdosas llenas de estrellas de mar, pececillos y algún que otro animalillo como titís o cutias. Joao nos llevó a Ilha Comprida y Ilha do Mantimento para estar en total unas tres horas a nuestro aire. Si el Sol, brilla tan sólo hay que dejarse mecer por las olas y relajarse al ritmo de la bossa nova para pasear por esta bonita bahía.

Paraty Brasil

                        Paraty Brasil

Paraty Brasil

Dónde dormir

Como en todo Brasil las pousadas son una buenísima opción para alojarse y en Paraty las hay para todos los gustos. Si se dispone de cierto presupuesto hay establecimientos en el centro histórico muy bonitos y que guardan el encanto del lugar. Nosotros nos decantamos por dormir en Pousada Talisma: limpia, barata y aunque fuera del casco histórico estaba a escasos minutos de este y de la estación de autobuses.

Pousada Talisma Paraty Brasil

Dónde comer

Como lugar turístico que es se podrá encontrar de todo, aún más fuera de las calles principales. Si se quiere disfrutar de una moqueca, una picanha o cocina brasileña en general, nosotros nos quedamos con el Restaurante Caramujo, (Rua Domingos Gonçalves de Abreu 139): buena comida, cantidad y a buen precio. Otro bastante recomendado es también el Bodega do Poeta (Rua da Lapa 11) aunque no lo pudimos probar.

Restaurante Caramujo Paraty Brasil

Restaurante Caramujo Paraty Brasil

Para tomar algo quizás el local más famoso sea el Bartholomeu (Rua Dr. Samuel Costa 176), un lugar agradable donde además se puede escuchar música en directo. Si se prefiere algo más goloso, te puedes atiborrar a helado y decorarlo como tú quieras en Ice Paraty Sorveteria, donde acabamos de reventar nuestra dieta y recuperar fuerzas tras los días pasado en el Amazonas. 

Paraty Brasil

Sin lugar a dudas Paraty no sólo merece la pena visitarla por su arquitectura colonial, siendo uno de los lugares más bonitos de Sudamérica en este aspecto. A parte, posee el ritmo de vida brasileño que se cuela en cada rincón de esta ciudad y un entorno natural envidiable donde hacer prueba de ello. Con todo esto no es de extrañar que haya pasado a ser un lugar ideal de retiro donde disfrutar de la vida contemplativa en un posible futuro. Por qué no?

Paraty Brasil

Deja un comentario