Qué ver en Manaos, una ciudad en mitad del Amazonas

Una ciudad en mitad de la selva. Esa es la sensación que a uno le da cuando divisa desde el avión Manaos o Manaus, capital del estado de Amazonas y principal eje económico del norte de Brasil.  Esta gran urbe es una de las principales vías de acceso a la mayor selva tropical del planeta siendo el punto de cruce del río Negro y el río Amazonas, también llamado Solimoes antes de llegar a este punto.

Todo en esta ciudad se mueve en base a estos dos ríos, sobretodo comercio, transporte y actividades turísticas. Su privilegiada situación geográfica, hace que Manaos esté conectada por vía fluvial con el delta del río en el Atlántico y con los países vecinos Perú y Colombia. La mejor forma para llegar es a través del avión, ya que por carretera tan sólo está conectada con Porto Velho en el estado de Rondonia o a través de un largo periplo hasta Venezuela atravesando el estado de Roraima.

Manaos Amazonas Brasil

Manaos conoció un pasado mejor a finales del siglo XIX con la denominada «fiebre del caucho» convirtiéndose en la primera potencia económica de Brasil, por delante de Rio de Janeiro y Sao Paulo. Los magnates europeos esclavizaron a gran parte de los indígenas de la Amazonia para trabajar el látex extraído de los árboles, que posteriormente se transformaba en caucho. Esto dio lugar a una transformación de la ciudad con la construcción de palacetes coloniales y el famoso Teatro Amazonas, siendo la primera del país en tener alumbrado y alcantarillado. Los señoritos llegaron a tener tanta fortuna como para enviar la ropa a lavar a Portugal y así evitar lavarla con agua del río Negro.

Hoy en día poco queda ya de todo aquello y Manaos presenta un aspecto ciertamente desangelado, con un casco histórico en un estado de abandono alarmante y un crecimiento urbano sobre la selva aún más alarmante si cabe. Si bien a vista de pájaro impresiona ver el verde que nos rodea, también es apreciable la deforestación a ambos lados de las pequeñas carreteras y caminos.

Qué ver en Manaos

Teatro Amazonas: Construido en 1896 en plena fiebre del caucho no se reparó en gastos para su construcción, trayendo los materiales de la vieja Europa: cristal de Murano, hierro británico, cerámica de Alsacia… Hoy es de los pocos edificios en buen estado de conservación de este pasado colonial y acoge conciertos de ópera y danza. En su cúpula figuran los colores de la bandera de Brasil y está hecha con 36000 azulejos.

Teatro Amazonas Manaos Amazonia Brasil

Teatro Amazonas Manaos Amazonia Brasil

Praça San Sebastiao: La plaza del centro histórico donde se encuentra el Teatro Amazonas. Lo curioso es que fue aquí donde se puso por primera vez el suelo de baldosas blancas y negras de cenefa ondulada, a pesar de que el famoso sea el de la playa de Copacabana, en Rio de Janeiro. Simboliza el encuentro de las aguas del río Solimoes y río Negro. En los alrededores hay tiendas de artesanías, bares y restaurantes.

Museu do Indio o centro cultural de los pueblos de la Amazonia: El mayor museo indígena de la Amazonia y de todo Brasil. Posee casi 4000 piezas hechas por tribus amazónicas como armas, utensilios o instrumentos musicales. Nos hubiera encantado ir pero no pudimos por falta de tiempo.

Centro histórico de Manaos: Está formado por todas las calles de los alrededores del puerto. Es aquí donde están los pocos edificios históricos con las fachadas de color pastel que puedan quedar. Lo más interesante, edificios a parte, es ver la cantidad de mercados y tenderetes presentes en esta zona y ver como los vendedores se ganan la vida bajo el calor y el Sol de justicia de la ciudad.

Manaos Amazonia Brasil

Manaos Amazonas Brasil

Mercado Municipal Adolpho Lisboa: Por suerte, fue restaurado para el Mundial de fútbol del 2014 y junto con el Teatro Amazonas, a día de hoy es de los edificios de antaño mejor conservados. Data de 1880 y dada su cercanía al puerto podemos ver todo el comercio de pescado proveniente del Amazonas. Pirarucú, tambaquí, pacú, tucunaré o las famosas pirañas son sólo algunas de las tantísimas especies que podemos encontrar. A parte de lo común en cualquier mercado, hay una zona de souvenirs donde podemos encontrar medicina tradicional indígena en forma de hierbajos y demás ungüentos.

Manaos Amazonas Brasil

Manaos Amazonas Brasil

Manaos Amazonas Brasil

Porto de Manaus: El puerto de Manaos en sí es una atracción sólo con ver el vaivén de gente, barcos de todos los tamaños y todos los comercios de alrededor que viven en torno a él. Se trata de un puerto flotante, adaptado a las crecidas del río Negro. De aquí salen todos los cruceros por el Amazonas que en varios días conectan cualquier población del río. La zona al caer la noche no es recomendable.

Manaos Amazonas Brasil

Manaos Amazonas Brasil

Encontro das Aguas: Al este de la ciudad río abajo, se sitúa el punto de confluencia donde se encuentran el río Negro, proveniente de Colombia, y el río Solimoes proveniente de Perú. Es aquí donde se conforma el río Amazonas, pero las aguas de sus dos predecesores no se mezclan así como así  y permanecen como agua y aceite diferenciándose la una de la otra. Por diversos motivos como las distintas partículas, densidad y temperatura, las aguas oscuras del Negro y las marrones del Solimoes no se juntan durante 12 km dando lugar a una imagen muy curiosa.

Encontro das Aguas Manaos Amazonas Brasil

Amazonia: Sin duda el mayor atractivo de la ciudad son sus alrededores y la belleza de la selva. Hay infinidad de zonas y circuitos donde elegir pero se recomiendan varios días para que la experiencia sea buena. Algunos de los lugares donde disfrutar de la selva son el río Juma, al sur de la ciudad, el archipiélago de Anavilhanas en el río Negro con los delfines de agua dulce o el Parque Nacional de Jaú aún más al noroeste del río Negro, donde finalmente fuimos nosotros.

Manaos Amazonas Brasil

2 Respuestas

  1. Labonapartedelviaje

    Hola chicos
    Super completo el post. Acabamos de descubrir su blog vaya aventura. En manaos está la praia de ponta negra para visitar que si tienes tiempo da para pasar un día descansando del calor del Amazonas.
    Besos sigan así
    Labonapartedelviaje

    Responder

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.