La Toscana: Buen vino y campiña

Nos encanta Italia, en todas sus formas y colores. La Toscana es una de las regiones más conocidas del país y a la cual no le hicimos justicia hasta hace poco en Diciembre 2013. Si bien es cierto que ya habíamos visitado Florencia y Pisa en alguna ocasión, esta vez decidimos explorar y adentrarnos un poquito más en esta maravillosa zona del centro – norte del país transalpino.

Quizá por más conocidas y por todo el arte que contienen, Florencia y Pisa se llevan la mayor cantidad de visitas pero en cualquier caso, el resto de la región no queda exenta de atractivos. Sus campos de viñedos, su gastronomía y buen vino, agradables agriturismos y la gente amable que los regenta, sus pueblos con encanto…todo esto y más hacen que cualquier viajero se enamore al instante.

Cómo llegar

La Toscana se encuentra de cara al mar Mediterráneo entre la Liguria y el Lazio, a poco más de 1000 km desde Barcelona. Se puede llegar en avión a los aeropuertos de Pisa o Florencia e incluso Bolonia para luego alquilar un vehículo y poder recorrer la zona. En nuestro caso, dada la cercanía con Francia decidimos hacer el viaje en coche, ya que a unos 550 km se encontraba la primera parada de la ruta que teníamos pensada, Lucca.

Itinerario

El itinerario que seguimos circularmente para cuatro días entrando por Lucca y saliendo por Florencia fue el siguiente:

Día 1 Lucca y Volterra

Día 2 San Gimignano, Monteriggioni y Siena

Día 3 Siena y Valle del Chianti (Castellina in Chianti, Radda in Chianti, Greve in Chianti, Montefioralle)

Día 4 Florencia

[wpgmza id=”1″]

 

Alojamiento

En cuanto al alojamiento, pensamos ya antes de ir en buscar Agriturismos en vez de hotel propiamente dicho. Los agriturismos están muy arraigados en Toscana y los hay en cada municipio. Por lo general, se trata de grandes caseríos regentados por una familia y con algunas habitaciones para huéspedes. Muchos de ellos hacen la función de granja o productor agrícola y suelen realizar su propio vino y aceite de oliva. Los hay de todos los precios y clases, más y menos lujosos, pero lo que sí es seguro es que es una opción siempre perfecta para ir en familia, en pareja, con niños e incluso con mascotas (como hicimos nosotros) y pernoctar en un lugar tranquilo en plena naturaleza.

Como referencia utilizamos dos páginas:

www.agriturismo.it

www.agriturismo.net

Reservando por internet en estas dos páginas se encuentran muchas ofertas en las que hay ciertos descuentas o regalos en forma de botella de vino, aceite de oliva u otros productos de la región. En el siguiente post, detallamos los agriturismos en los que estuvimos.

Lucca

La pequeña ciudad de Lucca es una de las perlas de la Toscana y a veces más olvidada de lo que debería en la mayoría de rutas. Posee un bonito casco antiguo medieval casi desprovisto de tráfico. A su vez este centro está rodeado por “le mure”, unas murallas renacentistas que han soportado el paso del tiempo y han esquivado cualquier guerra. Es por esto, que el estado en el que se encuentran es perfecto y prácticamente siguen intactas. Hoy por hoy es un lugar que congrega a gente que viene a dar un paseo, ciclistas, etc… ya que contiene arboledas y zonas verdes para relajarse.

Lucca Italia

Ya dentro del casco medieval se pueden encontrar diversas plazas con iglesias románicas y palacios renacentistas. Asimismo, la ciudad entera está llena de torreones y callejuelas donde encontrar muchísimas tiendas típicas y tradicionales.

Lucca Italia

Lucca Italia

Quizás la plaza más conocida sea Piazza San Michele con la preciosa iglesia de San Michele in Foro dedicada a San Miguel Arcángel. Por otra parte, como icono en casi todas las postales encontramos el Palazzo que hoy alberga el Museo Nacional y la Torre Guinigi. Esta torre de 41 metros posee un característico mini jardín en lo alto, incluso con árboles y desde el cual se divisa toda la ciudad. Justo entre estos dos últimos monumentos se encuentra la Torre delle Ore.

San Michele in Foro Lucca Italia

Torre Guinigi Lucca Italia

Otro punto importante para los amantes de la arquitectura es la catedral de Lucca o Duomo di San Martino, otro exponente más de iglesia románica. La Basílica de San Frediano es de gran belleza también gracias a una fachada llena de coloridos mosaicos.

Duomo di San Martino Lucca Italia

Basilica San Frediano Italia

Pero si hay un lugar característico y curioso para nuestro gusto en Lucca y quizás único en el mundo es la Piazza dell’Anfiteatro. Esta plaza de forma ovalada se construyó sobre el antiguo anfiteatro romano y hoy en día posee una estampa muy pintoresca llena de casas de colores, restaurantes, heladerías y tiendas.

Piazza dell'Anfiteatro Lucca Italia

La principal arteria de la ciudad es la Via Fillungo que junto con la Via Buia (perpendicular a la primera) es donde fluye toda la parte comercial. Via Fillungo atraviesa Lucca de norte a sur desde el centro hasta la Piazza dell’Anfiteatro.

Volterra

Tras dejar Lucca atrás tomamos la carretera SR439 para realizar los casi 80 km que separan a esta de Volterra. Es al adentrarse más al sur de la Toscana cuando se empiezan a vislumbrar las típicas postales que uno tiene en mente de esta parte de Italia. Campos infinitos de parras y olivos se presentan por doquier. Las pequeñas colinas reflejan una bonita estampa donde el verde es el color predominante, aún en pleno invierno.

Volterra Italia

Volterra Italia

Es en una de estas colinas a 500m sobre el nivel del mar donde se encuentra esta joya escondida. Volterra es una ciudadela medieval también amurallada donde todos los edificios y rincones serían fotografiables. Como no, posee también su Duomo, iglesias, torres y demás pero para nosotros lo más recomendable es perderse por sus callejuelas empedradas y disfrutar. En invierno apenas había gente, está semivacía y se puede disfrutar de la calidez de la gente que tiene las puertas de su casa abiertas, trabajan en sus jardines, parlotean entre ellos… vamos como si de un pueblo se tratase.

Volterra Italia

Volterra Italia

Para esta primera noche elegimos Agriturismo Santa Bruna, situado en Spicchiaiola a medio camino entre Volterra y San Gimignano en plena campiña. Las opiniones en Trip Advisor hablan por sí solas y la verdad que el sitio es muy recomendable. La familia es atenta, muy agradable y en todo momento se desviven porque estés a gusto. El apartamento que ofrecen a parte de la habitación con baño tiene un comedor muy amplio y cocina. La verdad es para quedarse varios días. En los alrededores de la casa a la cual se accede por un camino pedregoso, tan sólo hay zonas verdes y campos hasta que se pierde la vista, nada construido que esté cerca. Por reservar por internet nos regalaron una botella de vino de 1’5l hecho por ellos.

Agriturismo Santa Bruna Volterra Italia

Agriturismo Santa Bruna Volterra Italia

Agriturismo Santa Bruna Volterra Italia

San Gimignano

Al  día siguiente partimos los más pronto posible hacia uno de los iconos de la ToscanaSan Gimignano de la cual nos separaban tan sólo 25 km. Creemos que la región es también para disfrutar conduciendo y a la mínima que se pueda, es mejor adentrarse por las pequeñas carreteritas para poder disfrutar del paisaje. San Gimignano es un buen ejemplo y todo a su alrededor está salpicado de imágenes típicas: cipreses, olivos, “podere” (antiguos caseríos) y cepas.

San Gimignano Italia

Al igual que Volterra, construida sobre una colina, se divisa desde el horizonte con sus características torres. Antiguamente poseía más de 70 de ellas aunque en la actualidad quedan más de una decena. Eran las familias más poderosas las que competían por construir la torre más alta, así que a día de hoy se podría decir que fueron uno de los primeros rascacielos por así decirlo. Por aquí pasaba la Via Francígena, parada de paso para los peregrinos que iban a Roma. La ciudad fue declarada Patrimonio de la Humanidad por la Unesco en 1990.

San Gimignano Italia

San Gimignano Italia

San Gimignano Toscana Italia

Si bien son dignas de admirar sus torres, no lo son menos sus calles y plazas empedradas como en Volterra.  Como puntos importantes están la Piazza della Cisterna, Piazza Duomo, Piazza Pecori y Piazza delle Erbe y las calles principales son Via San Matteo y Via San Giovanni, que cruzan la ciudad de norte a sur, aunque como hemos escrito antes cualquier pequeño rincón es digno de admirar. Siguiendo con la línea de las otras localidades existen infinidad de tiendas con productos típicos, heladerías y restaurantes. Justo por los alrededores de la muralla discurre un camino lleno de cipreses el cual da la vuelta a todo el municipio. Por aquí, se puede disfrutar de un agradable paseo con inmejorables vistas de todo el horizonte alrededor de la ciudad.

San Gimignano Toscana Italia

San Gimignano Toscana Italia

San Gimignano Toscana Italia

Como curiosidad, en Piazza della Cisterna se encuentra la Gelateria Dondoli la cual ha ganado varios premios al mejor helado del mundo. Por desgracia, no lo pudimos probar puesto que aprovechando el invierno estaba de reformas, pero queda como cuenta pendiente.

San Gimignano Toscana Italia

Monteriggioni

A tan sólo 15 km de Siena se encuentra Monteriggioni, una pequeña ciudad medieval del siglo XIII también amurallada y conservada casi a la perfección. Son 14 torreones los que rodean a las pocas casas de piedra que se encuentran en su interior. Una sola plaza con una pequeña iglesia, jardines y sobretodo tranquilidad, ya que éramos los únicos que se encontraban en todo el pueblo, no había ni un alma. En el medio la única calle que atraviesa por completo la fortificación va desde una puerta a la otra. En la edad media fue un bastión defensivo de la ciudad de Siena en sus disputas con Florencia a la que finalmente acabó sucumbiendo.

Monteriggioni Toscana Italia

Monteriggioni Toscana Italia

Como curiosidad esta localidad aparece en el videojuego Assassin’s Creed con Ezio Auditore como protagonista aunque de la Villa Auditore que sale en la ficción quedan unos pocos restos. A pesar de ello, el parecido es asombroso y la recreación que han hecho de todo el municipio es excelente.

Monteriggioni Toscana Italia

Continuará con la segunda parte del post: Siena, Valle del Chianti y Florencia

6 Respuestas

  1. Vicente

    Gracias por el post.

    Voy con 2 amigas del 13 al 23/08 por lo que me dais mucha envidia de haber ido en Temporada Baja. Cuando vayamos nosotros va a estar “tomado” por turistas… pero en fin. Es cuando hay vacaciones…

    Espero el segundo post.

    Un saludo.

    Responder
    • conarenaenlamochila

      Hola Vicente!! Gracias por leer con interés nuestro post y por comentar! Pronto sacaremos la segunda parte para los que os pueda ser de ayuda 😉
      A pesar del turismo debe ser muy bonita la zona en pleno verano, con el solecito, las terracitas y ese ambiente hogareño que se respira en cada uno de sus pueblecitos. Esperamos que os guste y que lo disfrutéis mucho!! Saludos. Robert y Ely

      Responder
  2. Antonella

    Hola!!! Como estas? Adoro tu blog, uds son divinos y tu perrita adorable!!!
    Te cuento que para fin de año me voy 2 meses a Italia, te queria preguntar si conoces algun lugar de Agriturismo para ir a Bergamo o la zona del norte? Buscas en alguna pagina en especifico?
    Millones de gracias y muchos saludos!!! 🙂

    Responder
    • conarenaenlamochila

      Hola Antonella! Qué tal, nosotros bien. Gracias por tu comentario y por pasarte por aquí. Decirte que la perrita tiene también su carácter de vez en cuando…!
      En Bergamo nunca hemos estado pero puedes probar de mirar en las páginas de agriturismo.it y agriturismo.net, están muy bien y es donde escogimos nuestro alojamiento para la Toscana y los hay por toda Italia.
      Gracias a ti por escribirnos y un saludo!

      Robert y Ely

      Responder

Deja un comentario