Maltrato animal en Marrakech. No colabores!

La gran decepción de una visita a Marrakech, aunque ya conocida por todos, es el maltrato que en esta ciudad se genera públicamente a algunos animales con la única intención de contentar al turista y ganarse la vida con ello.

Lo peor… la desinformación y la falta de consciencia de algunos visitantes que colaboran con este tipo de actividades.

En los alrededores de la plaza Jemaa el Fna, lo primero que nos choca es la larga fila de calesas tiradas por caballos. Atados muchas veces de patas, a 50° al sol, sin espacio donde descansar y estresados, haciendo sus necesidades unos encima de otros, deshidratados, desnutridos y lo peor de todo, sin agua para beber…

Sé que es bonito ver una calesa de caballos bien adornada y que la tentación puede jugarnos una mala pasada, pero no hay que olvidar el alto precio que paga el pobre animal sufriendo las consecuencias de una sociedad cruel y demandante.

La más absoluta vergüenza es ver a todos los hombres sentados a la sombra descansando y charlando entre ellos mientras sus caballos se mueren de sed bajo un sol de justicia.

Marrakech Marruecos

Marrakech Marruecos

Marrakech Marruecos

Especies en peligro de extinción, capturadas de su habitad natural y maltratadas hasta la saciedad… Las serpientes (en su mayoría cobras y víboras) «bailan» en la plaza con la boca cosida o pegada con cola, aletargadas, lastimadas, deshidratadas y pasando de mano en mano para la foto de rigor. Sabrán los turistas lo que están permitiendo? Estarán de acuerdo con ello? Sabrán que el aparente letargo de las serpientes se debe al dolor o a la inanición?

Hemos podido ver con nuestros ojos el maltrato generado a este animal, dándole patadas, tirándolos de malas maneras… que clase de persona puede hacer algo así?

Marrakech Marruecos

Jemaa el Fna Marrakech Marruecos

Por último y de sobras conocido, el cuento de los monos encadenados.

Esto sí que nos rompió el alma… pobres animales encadenados al cuello, tirados con fuerza hacia donde a sus “dueños” les interesa.  Encerrados en jaulas donde apenas caben, en condiciones climáticas extremas y con tan solo un par de barrotes para respirar.

Estos animales sufren grandes traumas y heridas durante el proceso de “entrenamiento”, siendo obligados a separarse de su familia, negándoles la comida o atándoles de cuello, pies y manos para que aprendan a obedecer.

La palabra crueldad aquí se queda corta…

Los pobres macacos temen al hombre que tira de la cadena, hacen lo que les piden y no dudan en escaparse cuando pueden… aunque siempre vuelven a lo que ellos consideran su casa… la jaula.

Marrakech Marruecos

Marrakech Marruecos

                              Marrakech Marruecos

Marrakech Marruecos

Marrakech Marruecos

Más de uno se llevó una mala contestación al acercarse para proponernos la foto. Sabemos que hay gente que no es consciente del daño que hacen aceptando pagar por una foto con estos animales. Comprendemos que todos nos equivocamos alguna vez en las decisiones o nos dejamos llevar por el exotismo de lo diferente sin pensar en las consecuencias de ello. Desde aquí os pedimos que actuéis con consciencia, con inteligencia, con respeto por la naturaleza y sus animales que no tienen la culpa de la arrogancia del ser humano.

Marrakech Marruecos

Os imagináis por un momento pasar 24 horas paseando a gente en vuestro lomo, al sol, sin agua, sin tiempo de descanso?

Os imagináis bailando con la boca cosida al son de una flauta?

O peor aún… encadenados del cuello y durmiendo en pequeñas cajas de metal…

NO ACEPTÉIS ESTAS ACTIVIDADES… DECID NO A ESTO:

Tomemos consciencia y hagamos turismo responsable. Mas info del maltrato animal en Marruecos aquí: FAADA 

Marrakech Marruecos

 

15 Respuestas

  1. fofi jones

    Totalmente de acuerdo con vosotros. A principios de Diciembre voy a Marruecos, y esta gente lo único que va a sacar de mi es una mirada de desprecio. Por suerte cada vez el turista es más responsable, o eso intento creer…

    Responder
    • conarenaenlamochila

      Hola Fofi Jones, gracias por pasarte por aquí.
      Pues nos alegramos muchísimo que pienses así. Ya verás por ti mismo el tema como está. Queremos creer que cada vez hay más información y más consciencia pero sigue quedando muchísima maldad todavía. También a veces es ignorancia simplemente de la gente que se cree que esos animales pueden estar bien cuidados… Por todo esto desde el blog debemos intentar difundir el mensaje.
      Un saludo!

      Robert y Ely

      Responder
  2. Carolina Selles

    Muchas gracias por hacer este tipo de post, aunque cada vez hay más concienciación, los bloggers y periodistas de viajes tenemos una labor pedagógica muy importante que hacer, porque muchas veces no reparamos en lo que hay detrás de una imagen que nos parece exótica o simpática. Un saludo.

    Responder
    • conarenaenlamochila

      Gracias Carol por pasarte por aquí y por tu opinión la cual subrayamos en su totalidad. Mejor no se puede decir. Cada vez la gente se compromete más pero por otra parte existe todavía mucha maldad en este mundo.
      Un saludo!

      Robert y Ely

      Responder
  3. Lo

    Acabo de llegar de marruecos y he leido tu blog..gracias por denunciar lo que también ha empaňado mi viaje por Marruecos, derramé mil y una lágrimas cuando me encontre con burros que lloraban de cansancio, camellos de cabeza baja de extenuados..monos que agarraban su cadena pareciéndo decir quiero ser libre..
    Como siempre siéntiendome sola en mi sensibilidad.Los gatos me parecieron bien cuidados..aunque los tienen para evitar ratas con la suciedad imperante..
    Los caballos son animales muy sensibles y alli en Marrakesh, ciudad de frenético tránsito polucionado..dolia verles casi romperse ante las carrozas que utilizan turistas y residentes…
    A mi cuando me preguntaban para subirme les decia seňalando el corazón..no yo quiero a los animales..
    Enfin gracias por denunciarlo.Marruecos en materia de legislación en liberación animal esta aún a aňos luz de europa..y eso que aqui queda tanto trabajo!!!
    Me quedé impotente por no poder hacer nada..porque hay que hacerlo bien.
    Pero en un futuro espero poder ver posible en Marruecos y en el mundo una mayor justicia animal.Seguiremos luchando.
    Gracias

    Responder
    • conarenaenlamochila

      Hola Lorena gracias por pasarte por aquí.
      De alguna manera con este blog intentamos transmitir el mensaje del cual hablas, denunciando a la vez estos casos y promover el turismo responsable. Entendemos perfectamente que te hayas podido sentir sola en tu sensibilidad como dices, puesto que a nosotros nos ha llegado a pasar también. Realmente hay mucha gente que todo esto le da igual o simplemente lo desconoce, por eso como bien dices queda mucho por hacer. Esperemos que poco a poco toda esta situación se revierta porque no sólo los animales sino todo el planeta está casi en un punto de no retorno.
      Un saludo y gracias por tu comentario!

      Robert y Ely

      Responder
  4. Carmen

    Tambien acabo de volver, he estado por distintas ciudades. Sin duda alguna la peor parte se la llevan los burros y caballos, que ademas tenian serios problemas en las rodillas (inflamaciones brutales) y los castos ttoalmente destrozados de herrajes horribles o despalmes inexistentes. HORRIBLE. rozaduras por todo el cuerpo, personas enormes sobre ellos… los caballos todos iban cojos, la mayoria llevanan bozales porque mordian de lo inestables y agresivos que los habian vuelto… tirones de boca, estres, pies con los huesos saliendoseles de lo enfermos que tenian los cascos… las grupas todas marcadas de latigazos para que arrastren el carro lleno de turistas… y te quitaban la cara con muchisimo terror o enfado. Jamas habian recibido una caricia. Dicen amar a los gatos pero son unos hijos de puta que solo buscan sacar algo, los tienen para mantener ratas fuera, los gatos viven miserables, algunos con infecciones de ojos que les ha dejado ciegos, cachorros de dias de vida entre la basura esperando su muerte in que nadie reparara en ellos, los perros aterrados de mis manos, tortugas al sol metidas en jaulas con dos trozos de lechuga pocha… sin un poco de agua…. cadaveres colgados por todos sitios, pollos atados por las patas, colgados por sus cuellos. Gritos de ayuda… miradas de terror y dolor… han sido los peores siete dias de mi vida… Me dedico a recoger animales aqui en Sevilla, a luchar por sus derechos. Hace años que soy vegana, con lo cual hasta un pollo que a nadie le importa para mi es igual de importante. El resto del grupo miraba para otro lado para seguir su feliz tour. Mi alma rota en millones de pedazos, si habia alguna oportunidad para ellos, pase de largo, ¿Que podria hacer? ¿Como explicarles que viven en un pais donde no hay leyes de proteccion animal y que seran abusados y apaleados hasta que literalmente revienten y mueran? Estoy aun esperando a que pasen unos dias, quizas empiece a poder hacer una separacion totalmente fria y poder recordar las cosas bonitas que vi.

    Responder
    • conarenaenlamochila

      Hola Carmen… qué decir de tu comentario, realmente tuvimos esta misma sensación desoladora cuando fuimos.
      El problema es que no es Marruecos, esto existe en todo el mundo. España está a la cabeza de caza de tiburones por ejemplo. Lo de los gatitos ciegos en la calle realmente estaban por todos lados, los monos en las jaulas… toda una larga lista. Realmente se pasa mal viendo todo esto, te damos la razón.
      Un saludo de nuestra parte y ojalá con esta difusión cambien muchas cosas.

      Responder
  5. gladysviajera2014

    Hola! Buscando información sobre Tanzania y Zanzíbar encontré vuestro blog y navegando por él he visto este formidable post. Es un tema preocupante y de hecho voy a iniciar una sección en mi diario sobre las situaciones que he visto de explotación animal durante mis viajes, pues por desgracia no es algo exclusivo de Marruecos, país al que viajé hace ahora un año y que debo admitir que me encantó, pero la experiencia quedó ensombrecida por tener que presenciar tan lamentable espectáculo a costa de los pobres animales. En realidad lo que más me gustó fue la ruta por el desierto, porque Marrakech tampoco acabó de entusiasmarme y menos aún teniendo que esquivar a cada paso lo que perfectamente habéis descrito en esta entrada.
    No descubro el huevo frito cuando digo que si los turistas no se prestaran a esto el negocio se acabaría en un plis plas. Pero por desgracia hay tanta desinformación como insensibilidad, no creo que haya que ser Einstein para entender que un mono atado todo el día y que tiene como habitáculo una jaula minúscula no puede estar bien de ninguna manera. Y esto, lamentablemente, es sólo un ejemplo de los miles que hay por el mundo.
    Por último, sólo me queda felicitaros por el blog en general y por este post en particular.
    Un saludo viajero (estoy mirando lo de Tanzania y creo que me veréis más veces por vuestro fantástico diario).

    Responder
    • conarenaenlamochila

      Hola Gladys! Gracias por tu interesante comentario. La verdad es que como bien dices el maltrato animal relacionado con el turismo, no es exclusivo de Marruecos y hay muchos ejemplos: tigres, caballos, delfines, leones, tiburones…en muchos lugares del mundo.
      Está bien que decidas hablar de ello en tu blog puesto que nosotros mismos, creemos que tenemos como deber explicar tanto lo bueno como lo malo y demostrar que no todo vale por una puñetera foto a costa de un animal.
      Como bien dices hay mucha gente que lamentablemente no le importa. Hoy en día con la información que hay de todo, no hay excusa para informarnos antes de meter la pata con cualquier actividad que implique maltrato animal. Estamos hartos de leer «La experiencia fue una pasada! Pero creo que no la recomendaría porque no deber ser muy bueno para el animal bla bla bla»… Pero el daño ya está hecho!
      Bueno, en cualquier caso gracias de nuevo y a ver si entre todos difundimos lo que conviene y lo que no.
      Un saludo!

      Robert y Ely

      Responder
  6. Viajes a Marruecos

    Muchas gracias por publicar post como este! es importantisimo concienciar a la gente para que haga un turismo responsable. Post como el tuyo hacen que mucha gente pueda abrir los ojos y ver el daño que puede hacer por darle unas monedas a los encantadores de serpiente, niños que se encuentran al borde de la carretera en el desierto con pequeños zorritos (fenec), los que tienen encadenados a los monos y muchos otros más que se pueden encontrar por todo el país no solo en Marrakech.

    Por cierto me encanta vuestro blog.

    Un fuerte saludo

    Responder
    • conarenaenlamochila

      Hola! Pues nada más que añadir, el problema ya no es solo Marruecos sino muchos países que tienen una problemática parecida con el «turismo» con animales.
      Por suerte, cada vez más gente se informa y rechaza este tipo de cosas pero quedan muchos otros que miran para otro lado.

      Un saludo y gracias por pasarte por aquí!

      Robert y Ely

      Responder
  7. Luis

    Hace poquito regresé de pasar unos días en Marraquech, una ciudad en la que se conoce muy poco el respeto a los animales y en la que ni autoridades ni la mayoría de sus habitantes hacen nada para que esto cambie.
    Da mucha pena ver como en el siglo XXI aún se permita esto. Marraquech tiene una zona nueva, en la que no se ven animales por la calle y otra zona colindante, la antigua, plagada de gatos que deambulan como pueden por todos lados en busca de comida y que no están en absoluto controlados para evitar que se sigan multiplicando. Es triste verlos escuálidos y esquivando cuando pueden, (ya para las personas es a veces complicado, para ellos muchas veces imposible), las miles de motos que transitan por todos lados a velocidades elevadas por callejones estrechos, por todo el zoco, aceras, etc…no solo motos sino bicicletas, carretas de burros con mercancías, pequeños camioncitos y vehículos de tres ruedas, etc…etc…
    Nadie hace nada por frenar el que se sigan multiplicando los gatos, y casi nadie por alimentarlos, ni protegerlos, al contrario de lo que se puede observar por ejemplo desde hace unos años en Turquía por suerte para estos animalitos.
    Por otro lado, en las cercanías de la principal atracción de Marraquech, la plaza Jemaa el Fnaa hay muchísimas calesas con caballos para pasear a los turistas, cuyos animales por desgracia lo pasan muy mal a las temperaturas que se alcanzan allí y todo el día bajo el sol, ellos intentan cubrir sus cabezas con la escasa sombra de las calesas de delante, cuando están en fila unas detrás de las otras, para paliar un poco el sol tan fuerte y las altas temperaturas que tienen que soportar esperando a que los turistas contraten sus servicios, da bastante pena, porque se les ve que lo pasan mal.
    En esa misma plaza se pueden observar como maltratan a los monos que tienen encerrados en pequeñas jaulas bajo esas altas temperaturas y a los que sacan para reclamo de los turistas y cobrarles unos Dirhams por fotografiarse con ellos. Tuve la mala suerte de presenciar un día a media mañana, como uno de los señores que explotan ese negocio le pegaba a uno de los monos varias veces porque estaba un poco agobiado del calor y asustado a la vez e intentaba separarse un poco de su dueño, lo que le alcanzaba la correa que le sujetaba. Le recriminé esta acción al sujeto y lo que hizo fue decir algo en su idioma y mirarme mal.
    Por todo lo que observé en esos días y que he intentado resumir aquí, pediría a todos los que vayan a visitar Marraquech, que es una ciudad diferente y curiosa para visitar, que intentaran llevar pienso para los gatos que están tiraditos por todos lados. Por su puesto que no alimentaran el negocio de los maltratadores de los monos de la plaza y no se les acercaran. Así mismo animaría a los gobernantes de este país a que protegieran un poco a los animales que se encuentran por todos lados y que empañan el disfrute de todos los turistas que quieran un poquito a los animales y no solo les guste sacarle fotos a los que parecen estar mejor porque los alimentan en alguna tienda (a los suyos). Así mismo que sea consciente de que tienen que comenzar a tomar medidas en cuanto al control de la natalidad de los mismos y no dejarlos y que vayan muriendo de hambre o atropellados.
    Respecto a los de la plaza Jemaa el Fnaa, siendo el lugar más importante de La Medina y encontrándose en la lista del Patrimonio Inmaterial de la Humanidad de la UNESCO, pienso que las autoridades deberían de prohibir el maltrato y la explotación animal en ella, tiene infinidad de atractivos y no creo que necesiten exhibir este tipo de espectáculo tan feo a las miles de personas que diariamente visitan esta plaza.

    Responder

Deja un comentario