Cinque Terre: Un litoral repleto de color

Corniglia

La tarde anterior llegábamos a nuestro alojamiento ya a oscuras, pero la mañana del segundo día pudimos disfrutar de las bonitas vistas que teníamos desde la terraza. El Mediterráneo se extendía ante nuestros ojos tras el pinar de enfrente y la tranquilidad invadía el lugar.

Sin dilación volvimos a coger la carretera hasta Corniglia directamente, la SP51 que recorre en altura los pueblos del parque nacional. A unos 4 km antes de llegar, pasamos por el monasterio desde el cual se apreciaba una vista soberbia desde las alturas, con Corniglia y Manarola al fondo.

Corniglia Cinque Terre Liguria Italia

Al llegar, nuevamente, dejamos el coche cercano a la plaza del pueblo. A pesar de que en muchos lugares ponga “Reservado para los vecinos” había plazas de sobra y nunca tuvimos problema para dejarlo en estas zonas.

Corniglia es el único de los cinco al que no le llega el mar directamente. Aunque pudiera resultar un inconveniente para restar belleza al pueblo, la pequeña localidad se sitúa encima de un risco a 100 m sobre el mar dándole una estampa diferente al resto. Nuevamente las casas de colores parece que quedan suspendidas y rodeadas de bancales de viñedos a su alrededor.

Corniglia Cinque Terre Liguria Italia

Corniglia Cinque Terre Liguria Italia

Nos dedicamos a recorrer la calle principal del casco antiguo que lleva hasta una torre/mirador desde donde también se puede observar la costa y Manarola al fondo. Era todavía temprano y el silencio reinaba en todo el lugar, era simplemente perfecto para pasear por todos aquellos rincones especialmente estrechos. Se puede acceder directamente al mar por una gran escalinata en esta zona del pueblo.

Corniglia Cinque Terre Liguria Italia

Corniglia Cinque Terre Liguria Italia

Más tarde volvimos atrás hacia el otro lado del pueblo, más al interior, donde está la iglesia y la plaza. Nuevamente los balcones con sábanas al viento daban una imagen típicamente italiana. Corniglia no tendrá las tiendas y restaurantes de sus compañeros pero sin duda, para nosotros, nos pareció el más pueblo propiamente dicho.

Corniglia Cinque Terre Liguria Italia

Corniglia Cinque Terre Liguria Italia

Corniglia Cinque Terre Liguria Italia

Manarola

Al igual que Riomaggiore, Manarola sigue el curso del río Groppo y sus casas se amontonan a lado y lado de su curso, en una pequeña estrechez entre dos colinas que llegan al mar. Nuevamente llegábamos a la parte más superior del pueblo donde nos encontrábamos con una pequeña plaza con iglesia desde donde se divisaba la vía principal, Vía di Mezzo, que llega hasta el pequeño puerto resguardado por un espigón.

Corniglia Cinque Terre Liguria Italia

Corniglia Cinque Terre Liguria Italia

Conforme íbamos bajando pudimos comprobar que este pueblo recibía bastante más gente por la cantidad de restaurantes, tiendas y bares que en su mayoría estaban cerrados. Se notaba que en otro momento debe haber mucho ambiente, pero el mes de Enero es plena temporada baja y muchos establecimientos deciden cerrar hasta principios de Marzo.

Corniglia Cinque Terre Liguria Italia

Las barcas de pesca descansaban tras meses de trabajo en mitad de esta calle y sustituían a las terrazas de los bares. Apenas un puñado de turistas transitábamos arriba y abajo, sin duda, una imagen poco habitual a lo que puede verse en verano.

Llegamos al agua y directamente tomamos el caminito que parte hacia la derecha, hasta Punta Buonfiglio. Desde aquí se puede tomar la clásica foto del pueblo que sale en todas las postales y si se prefiere, seguir hasta Corniglia por el Sentiero Azzurro. Este sendero de 6 km une todos los pueblos a través de la costa, siendo su parte más célebre la Via dell Amore (de pago) que une Manarola con Riomaggiore.

Corniglia Cinque Terre Liguria Italia

Tras las inundaciones en 2011 y un desprendimiento de tierra en 2012 se cerraron todos los senderos excepto el que va de Monterosso a Vernazza. Según la página oficial del parque serán reabiertos en Abril 2015 pero han sido tantas las prórrogas que nunca se sabe. Nosotros bien pudimos comprobar en este mes de Enero que en Manarola, la Via dell Amore estaba cerrada a cal y canto, en cambio el resto de senderos no estaban ni vigilados ni cerrados, lo único cerrado que había eran las casetas de entrada a estos, así que cada uno a su riesgo puede o no realizarlo.

Vernazza

Llegamos ya por la tarde a Vernazza y anduvimos el recorrido que hay de la zona de aparcamiento hasta el pueblo (que fue más largo de lo habitual) siguiendo el transcurso de un río y apareciendo en la parte alta del pueblo. Quizá Corniglia y Vernazza son los más inaccesibles con coche, a los cuales se accede por una carretera de curvas cerradas con muy mala leche.

Corniglia Cinque Terre Liguria Italia

En Vernazza la vía principal baja de nuevo hasta el mar con las ya típicas casas de colores y fachada desgastada. Pudimos encontrar algunos establecimientos abiertos para comer y nos metimos entre pecho y espalda algunas variedades de focaccia. Si no has probado la focaccia al pesto, házlo! Es una delicia!

Vernazza Cinque Terre Liguria Italia

Vernazza Cinque Terre Liguria Italia

En la plaza principal, todavía se pueden ver algunos daños de las inundaciones que hubo pero poco a poco se han podido ir recuperando. La iglesia de Sta. Margherita di Antiochia a un lado y el Castello Belforte al otro, son las dos atracciones principales de la plaza que llega hasta el mar. Un largo espigón cierra la pequeña bahía y este fue el sitio que elegimos para sentados tranquilamente, disfrutar de la focaccia y unos deliciosos gelati de postre.

Vernazza Cinque Terre Liguria Italia

Vernazza Cinque Terre Liguria Italia

A pesar de que el tiempo había sido benévolo y no hacía frío, el Sol salía muy tímidamente pero esa tarde nos quiso complacer para ver bien las vistas de Vernazza desde la altura. Justo en la iglesia salen unas escalerillas que comienzan el camino hasta Monterosso. Otra vez, la caseta de entrada al camino estaba cerrada así que continuamos para remontar hasta coger un poco de altura. Desde aquí se puede observar el pueblo en todo su esplendor, otra imagen típica de postal.

Vernazza Cinque Terre Liguria Italia

Monterosso al Mare

Habiendo podido visitar tranquilamente el día anterior tres pueblos en un mismo día, el tercer día quedó a modo de comodín sabiendo que tan sólo nos quedaba por visitar Monterosso al Mare. El pueblo de Monterosso no tiene casi nada que ver con los cuatro anteriores ya que a parte de ser más grande, también es mucho más extenso en sus playas, más espacioso. Se divide en dos partes: el casco antiguo o pueblo original y Fegina, que es una extensión con edificaciones más recientes y una larga playa. Entre ambas partes una pequeña península hace de barrera natural.

Monterosso al Mare Cinque Terre Liguria Italia

Visitamos primero la parte del casco antiguo que sí que guarda similitudes con el resto de pueblos y sus callejuelas son bastante bonitas. En la plaza principal esta la iglesia de San Giovanni Batista y si se continúa hacia la derecha se puede subir hasta un pequeño monasterio desde donde se ve toda la costa de Cinque Terre.

Monterosso al Mare Cinque Terre Liguria Italia

Para comer teníamos apuntado la Cantina del Pescatore situada en Via Vittorio Emanuelle justo al lado de la iglesia, pero finalmente acabamos en Trattoria da Ely justo al lado y que también llevábamos apuntada. Por qué? Pues porque Nala es un poco inquieta y vimos el cartelito en la puerta de que aceptaban perros, algo bastante común en Italia por cierto, tanto en restaurantes como en alojamientos.

Monterosso al Mare Cinque Terre Liguria Italia

Monterosso al Mare Cinque Terre Liguria Italia

Monterosso al Mare Cinque Terre Liguria Italia

La verdad no nos defraudó para nada, el local está regentado por una familia, decorado «a lo antiguo» y comimos de fábula. El chico que nos atendió muy amable explicándonos curiosidades de los platos, también nos dijo que ningún problema por la perra, ellos tenían cinco! La pizza muy buena y los ravioli al pesto también. El descubrimiento fue los tallarines al «nero di sepia» con naranja, todo un hallazgo, qué cosa tan buena!

Monterosso al Mare Cinque Terre Liguria Italia

Monterosso al Mare Cinque Terre Liguria Italia

Monterosso al Mare Cinque Terre Liguria Italia

Monterosso al Mare Cinque Terre Liguria Italia

Con el estómago lleno volvimos a coger el coche para llegar a Fegina y dar un paseo. Esta zona del pueblo no tiene nada en especial pero es ideal para pasear por la playa, como decíamos mucho más grande que el resto de localidades. Con el Sol que salió con fuerza, Nala se pegó algunas carreras en la arena con la adrenalina que le caracteriza. Tras esto, subimos en coche hasta el Hotel Swiss Bellavista desde donde se ven de nuevo vistas de Monterosso y esta vez de todos los pueblos. El hotel se encuentra en la misma zona de la Cresta San Antonio subiendo en dirección a Punta di Mesco. Para llegar al punto más alto es una hora de camino a pie, inaccesible en coche.

Monterosso al Mare Cinque Terre Liguria Italia

Monterosso al Mare Cinque Terre Liguria Italia

Ya era bien entrada la tarde pero ese día había sido el más relajado, levantándonos tarde y paseando muy tranquilamente por Monterosso. Aun así, todavía quedaba Sol que aprovechar que cada vez salía con más fuerza así que decidimos ir a pasear por Levanto, el pueblo que había sido nuestra base de operaciones. Habíamos pasado por su centro varias veces pero no nos habíamos acercado a su paseo marítimo todavía, así que allí que fuimos.

Monterosso al Mare Cinque Terre Liguria Italia

Levanto Liguria Italia

Levanto Liguria Italia

Ya que a Nala se le encaprichó tomar un helado (por supuesto no a nosotros…) disfrutamos de uno a la vez que nos entretuvimos viendo a los surfistas hacer de las suyas con el oleaje. No sabemos si se trata de una localidad conocida para practicar este deporte pero el caso es que el mar estaba lleno, habían decenas de ellos y no lo hacían nada mal más bien mejor que los australianos que vimos recientemente en Sídney a pesar de la fama.

En ese momento no había ni una nube en el cielo y el atardecer prometía ser muy bonito. Tomamos rumbo a nuestro apartamento, en La Francesca, para pasear por la arboleda y ver el atardecer desde allí con el mar de fondo y la verdad que el resultado no defraudó.

La Francesca Bonassola Liguria Italia

La Francesca Bonassola Liguria Italia

Portofino

El cuarto y último día, en principio era el que mejor tiempo debía hacer y así fue. De nuevo un Sol radiante nos indicaba que podíamos todavía disfrutar de un buen día antes de volver al frío francés. Antes de dejar el que había sido nuestro alojamiento para esos días fuimos a ver la parte que nos quedaba aún por ver de La Francesca. Abajo del todo de la carretera que recorre el complejo hay un gran restaurante con vistas desde el cual se accede a una bonita cala con el agua clara. En aquel momento, claro está, no había nadie pero para verano debe ser una gozada pegarse un baño allí.

Para más opciones de alojamiento en la zona consultar Apartum, una web de alquiler de apartamentos a precios correctos en toda Europa.

La Francesca Bonassola Liguria Italia

La Francesca Bonassola Liguria Italia


La Francesca Bonassola Liguria ItaliaLa Francesca Bonassola Liguria Italia

Salimos en dirección a Génova para pararnos unos 30 km antes en la localidad de Portofino, la última parada del viaje. Salimos de la autopista en Rapallo y desde ahí, una estrecha carretera te lleva por la península pasando por Santa Margherita Ligure y llegando a Portofino. Santa Margherita Ligure no nos daría tiempo a verla pero también tenía buena pinta, con un puerto muy bonito y un paseo marítimo bastante grande con mucho ambiente de tiendas.

El pueblecito de Portofino se resguarda en una pequeña bahía al final de la península que contiene el parque de su mismo nombre, Parque Natural Regional de Portofino y también una reserva marina. Sin duda, uno de los pueblos más bonitos del Mediterráneo en nuestra opinión, nada que envidiar a los de las Cinque Terre. Desde aquí y la carretera que llega hasta él, se puede ver una vista de buena parte de toda la costa de Liguria hasta que la vista alcanza.

Portofino Liguria Italia

Para llegar se puede ir en tren hasta Rapallo o Santa Margherita Ligure y luego coger un bus. La opción del coche está bien pero el parking es caro y aquí sí que no había vuelta de hoja había que pagar sí o sí, ya que había presencia de policía y grúa municipal. Una vez llegamos, vimos que prácticamente visitaríamos otro pueblo más en solitario, calles vacías y las tiendas de lujo por las que pasea algún famosete en verano cerradas, silencio absoluto. En unos minutos llegamos al pequeño puerto, con la plaza principal y la hilera de casas de colores que lo rodea, quizás la imagen más reconocible.

Portofino Liguria Italia

Portofino Liguria Italia

Portofino Liguria Italia

Justo detrás de la plaza está la iglesia de San Martín de color amarillo y gris y fácilmente identificable. Algún yate que otro y gente con pinta de tener mucho dinero en alguna que otra terraza que había abierta, daban signos de la pasta que por allí se mueve. Mirando desde el puerto justo en frente, se puede observar en la cima de una pequeña colina con el Castillo Brown en lo alto al cuál se accede desde la parte derecha de la plaza.

Portofino Liguria Italia

Portofino Liguria Italia

Portofino Liguria Italia

Subimos la calle en dirección al castillo parándonos en la iglesia de San Jorge que se eleva unas decenas de metros. Desde aquí se ve una vista de la bahía y todo el pueblo con las casitas de fondo, precioso. Por el otro lado de este mirador la inmensidad del mar y un acantilado. El camino prosigue hasta el Castillo Brown e incluso hasta el faro al cuál no llegamos pero que domina desde las alturas buena parte de la costa de Liguria.

Portofino Liguria Italia

Portofino Liguria Italia

Portofino Liguria Italia

Dejamos Portofino y el buen tiempo para volver tristemente a la realidad. A la altura de Turín el día seguía siendo magnífico pero una larga cordillera de montañas nevadas nos esperaba al fondo, los Alpes nos daban la bienvenida. Con los últimos rayos de Sol comenzamos a subir el puerto de montaña que nos llevaría de nuevo a Francia y ya con plena oscuridad dejábamos atrás nuestra querida Italia… hasta la próxima claro está!

Cinque Terre y toda la costa de Liguria es sin duda, unos de los lugares con marcado carácter italiano y con algunos de los pueblos más bellos del Mediterráneo. Fueron cuatro días como podían haber sido más o menos, pero en cualquier caso es una zona para disfrutarla y pasear tranquilamente.

14 Respuestas

  1. Patricia

    ¡Espectacular! Qué ganas de ir a conocerlo, espero que sea tan bonito, al menos, como en vuestras fotos. Un abrazo de la cosmopolilla.

    Responder
  2. Gaolga

    Que privilegio de haber podido visitar los pueblos con las calles prácticamente vacías 😀 esa es la ventaja de ir en temporada «baja» y claro el riesgo es siempre que haya mal tiempo… por suerte no fue así 😀

    Responder
    • conarenaenlamochila

      Hola Gaolga! Pues sí tuvimos suerte con el tiempo y no nos arrepentimos de ir en temporada baja, valió la pena. A ver si pudieses ir más pronto que tarde que lo tienes cerquita.
      Un saludo!

      Robert y Ely

      Responder
  3. Diana

    Cinque Terre! Le tengo muchas ganas a este destino, es tan bonita y colorida… Seguiré vuestros posts y espero poder visitarlo pronto!

    Responder
    • conarenaenlamochila

      Hola Diana! Pues ahí lo tienes si quieres, dos posts con todo el recorrido que hicimos. La verdad que es una zona preciosa sobretodo para quien le gusta el mar como a nosotros. Los pueblos son de postal la verdad, a ver si cualquier escapada te puedes acercar.
      Un saludo!

      Robert y Ely

      Responder
  4. Eva Puente

    Que grandes recuerdos me habéis traído con vuestro post!. Recorrí toda la zona en un road trip con amigas y lo pasamos muy bien. el Cinque Terre es único, lástima de las inundaciones que cada cierto tiempo azotan a estas poblaciones.

    Nosotras tuvimos la suerte de hacer la Vía del Amor y ese lugar quedó para siempre en nuestro corazón!.

    Responder
    • conarenaenlamochila

      Hola Eva! Sí, seguimos tus recomendaciones de Portofino aunque no tuvimos tiempo de llegar hasta el faro. La verdad que salvo en Vernazza no vimos ningún signo de las inundaciones pasada, es increíble en que poco tiempo se recuperan. Eso sí, la Via dell Amore ponía que hasta Abril 2015 nada, habrá que esperar…
      Un saludo!

      Robert y Ely

      Responder
  5. mar

    Holazhe recibido una invitación para un encuentro bloggers en La francesca, nunca he ido a un encuentro de este tipo,me lo aconsejáis? Iréis?

    Responder
    • conarenaenlamochila

      Hola Mar! Pues nosotros todavía no hemos ido tampoco a ningún encuentro blogger. En cualquier caso el sitio está muy bien para alojarte, situado en un acantilado de cara al Mediterráneo y cerca de Cinque Terre. Si finalmente vas ya contarás!
      Un saludo

      Robert y Ely

      Responder
  6. Gloria

    En Septiembre vamos a hacer un road trip por Italia así que tendremos presente vuestros consejos!!! Muchas ganas de conocer estos parajes. También os iremos preguntando jejeje!!! UN saludo y muy bonitas fotos! 😉

    Responder
    • conarenaenlamochila

      Hola Gloria, nos alegra que te haya gustado el artículo, pregunta lo que quieras! Cinque Terre es precioso y bastante menos conocido que otras zonas de Italia. Por cierto, conocimos a Jose recientemente en el TBM Andorra, un lástima no haber coincidido también contigo!

      Saludos!

      Robert y Ely

      Responder

Deja un comentario